Señalan dificultades para cumplir con reglas de origen del T-MEC

Volkswagen AG (VW) señaló ante la USTR las dificultades que enfrentan los fabricantes de autos para cumplir con las reglas de origen del T-MEC en lo que respecta a la determinación de los salarios.

Volkswagen AG (VW) señaló ante la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) las dificultades que enfrentan los fabricantes de autos para cumplir con las reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en lo que respecta a la determinación de los salarios.

El T-MEC establece un Valor de Contenido Laboral (VCL) del 40%, lo que significa que el 40% del valor del vehículo debe producirse utilizando salarios de al menos 16 dólares estadounidenses por hora. Sin embargo, VW asegura que el proceso de certificación de este indicador es “bastante oneroso” y “afecta la capacidad de pronosticar con precisión el cumplimiento”.

La empresa alemana explica que los fabricantes deben obtener información sobre los salarios de miles de proveedores en toda su cadena de suministro, lo que resulta “muy complejo” y no siempre se obtiene la información completa.

Algunos proveedores son pequeños y carecen de capacidad para responder, mientras que otros se niegan a proporcionar la información por considerarla confidencial o porque no creen estar obligados a hacerlo.

Por estas razones, VW propone la adopción de una norma formal que presuma que al menos un proveedor con sede en Estados Unidos paga a su fuerza laboral 16 dólares por hora, simplificando así el proceso de certificación del VCL.

Cabe destacar que VWGoA, filial de Volkswagen AG con sede en Estados Unidos, cuenta con 60 instalaciones en el país y emplea directamente a cerca de 10,000 trabajadores. Casi la mitad de estos empleados trabajan en la fábrica de Chattanooga, Tennessee, donde se produce el vehículo eléctrico ID.4, así como los modelos Atlas y CrossSport.

Con información de El Economista