Primeros camiones eléctricos cruzan frontera Tijuana-San Diego

Once tractocamiones eléctricos comenzaron a operar la semana pasada para transportar mercancías entre Tijuana y San Diego.

Once tractocamiones eléctricos comenzaron a operar la semana pasada para transportar mercancías entre Tijuana y San Diego, en el marco del cumplimiento de las regulaciones ambientales de California.

“Esta es una tendencia que tiene que ver con el cambio climático global y también con las regulaciones del estado de California”, dijo Israel Delgado Vallejo, vicepresidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) de la zona Noroeste. “Lo vamos a ir viendo cada vez más en los próximos años”.

Los tractocamiones, operados por una empresa binacional con sede en Tijuana y San Diego, son parte de un esfuerzo por reducir las emisiones contaminantes del sector transporte, uno de los principales contribuyentes al cambio climático. A partir del 2025, las empresas en California deberán tener al menos un 10% de unidades eléctricas en su flotilla.

Si bien esta es la primera empresa en realizar la transición a tractocamiones eléctricos en la región, Delgado Vallejo anticipa que más se sumarán en el transcurso del año, aunque no especificó cuántos.

El alto costo de los vehículos eléctricos, con un precio promedio de 450 mil dólares en comparación con los 150 mil de un modelo a diésel, ha sido un obstáculo para su adopción generalizada.

Falta de infraestructura para electromovilidad frena inversiones

La falta de infraestructura para la electromovilidad, como estaciones de carga, es un impedimento para la llegada de nuevas inversiones y el crecimiento de las empresas existentes, señaló Alejandro Jaramillo Osuna, presidente de Canacintra Tijuana.

“Tanto la electromovilidad como las energías renovables son dos puntos que se impulsan en países con los que México tiene relaciones comerciales, y en las dos áreas es evidente que vamos atrás”, dijo Jaramillo Osuna. “Esto frena la llegada de inversión extranjera, porque el sector industrial de países como Estados Unidos, Europa o Asia, tiende a dar prioridad a la descarbonización y a realizar sus procesos productivos con una menor huella de carbono”.

La falta de inversión en infraestructura vial también es un factor que desincentiva la inversión en electromovilidad, señaló.

Con información de El Sol de Tijuana y Esquina 32