Crecimiento del nearshoring en México ha sido lento: S&P

La agencia calificadora S&P ha identificado un desarrollo lento y la presencia de obstáculos "significativos" para el nearshoring en México.

A un año de analizar el impacto del nearshoring en México, la agencia calificadora Standard & Poor’s (S&P) ha identificado un desarrollo lento y la presencia de obstáculos “significativos” que impiden su aceleración.

Si bien se observa un aumento en la construcción de instalaciones privadas para ampliar la capacidad de producción en centros manufactureros tradicionales, la reubicación de actividades de fabricación por parte de empresas extranjeras en México ha sido limitada hasta ahora, según S&P.

Para que el nearshoring impulse el PIB del país al 3%, el sector manufacturero tendría que duplicar su tasa de crecimiento promedio registrada en la década anterior a la pandemia. Esto significa que el crecimiento manufacturero debería promediar el 5.6% anual, en comparación con el 2.8% observado en los 10 años previos al COVID-19.

S&P destaca que ya hay algunas señales de deslocalización en la producción de componentes electrónicos y para computadoras, subsectores manufactureros que podrían beneficiarse de medidas recientes tomadas por Estados Unidos, como la Ley de Reducción de la Inflación y la Ley CHIPS.

Sin embargo, la agencia advierte que el nearshoring enfrenta obstáculos considerables, como la falta de infraestructura adecuada, la escasez de mano de obra calificada y la burocracia. Estos desafíos podrían limitar el impacto potencial del nearshoring en la economía mexicana.

Con información de Expansión