Industrias de Tijuana ya implementan jornadas laborales reducidas

Al menos tres industrias de Tijuana ya implementaron la jornada laboral de 40 horas, sin esperar a que la reforma se apruebe.

Al menos tres empresas de Tijuana ya implementaron la jornada laboral de 40 horas, sin esperar a que la reforma se apruebe.

El presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac), Víctor Fernando Nolasco Torres, dijo que estas empresas han visto beneficios en la atracción de talento, principalmente en las áreas administrativas.

“Ya tienen una implementación en algunas áreas administrativas, tienen esa gran ventaja de atraer el talento, de mantener a sus colaboradores y reportan que ya tienen una menor rotación de personal”, comentó.

Nolasco Torres indicó que para estas empresas fue un reto presentar el plan de trabajo con la jornada de 40 horas ante los inversionistas cuando aún no es una obligación.

De acuerdo con la Arhitac, aproximadamente un 46.51% de las industrias en Tijuana cuentan con un plan de acción en dado caso de que la reducción de la jornada pase el proceso legislativo este 2023.

Otros modelos de trabajo

De haber una reducción de la jornada laboral gradual, la distribución de horas podría ser pactada entre el patrón y los trabajadores, comentó el socio de la práctica laboral del despacho TP Legal, Alejandro Pedrín Cisneros.

El abogado laboral puntualizó que la Ley Federal del Trabajo (LFT) permite, con la jornada actual de 48 horas, repartir la manera de trabajar de una forma en la que ambas partes estén de acuerdo.

De haber una reducción de la jornada gradual, de 48 a 46 horas, las empresas pueden ofrecer dos modalidades: Trabajar los sábados por 6 horas o distribuir esas 6 horas de lunes a viernes y que el trabajador descanse en sábado.

“Son las modalidades que podrían darse, son opciones y cada organización puede jugar con eso, siempre y cuando lo platiques con el trabajador”, mencionó Pedrín Cisneros.

El abogado laboral reconoció que México viene atrasado con las tendencias que han seguido otros países como Estados Unidos y Canadá, donde ambas naciones se rigen bajo el esquema de 40 horas.

“Son nuestros principales socios comerciales, también hay presión desde el punto de vista internacional, tenemos que adaptarnos, pero lo ideal sería que fuera de manera gradual”, finalizó.

Con información de El Imparcial