Falta de servicios inhibe llegada de nuevas inversiones a BC

La socia fundadora de la firma Santana y Asociados consideró que la falta de servicios inhibe la llegada de nuevas inversiones al estado.

La socia fundadora de la firma Santana y Asociados, Ana Erika Santana González, consideró que la principal amenaza para que Baja California no aproveche el fenómeno del “nearshoring” es la falta de suministro de agua, electricidad y gas.

Enfatizó que la entidad es una isla en estos aspectos, lo que ha impulsado que la instalación de nuevas empresas se realice en otras partes del interior de la República Mexicana.

Santana González consideró que la atracción de inversión de nuevas empresas requiere en primer lugar asegurar la distribución del recurso hídrico y el aprovechamiento de aguas tratadas.

“¿Cómo se puede venir una fábrica a BC si cuando llega, de entrada, no hay agua ni para nosotros? Vivimos con tandeos de agua y además las aguas negras hoy se tiran al mar, es un círculo vicioso”, señaló.

La socia de Santana y Asociados aseguró que en otras partes del mundo este tipo de problemas se atienden conformando grupos especializados, medida que dijo tendría que ser considerada por las autoridades.

Subrayó que el permitir que las empresas implementen infraestructura interna para el reúso de aguas negras ya se ha visto en el centro del país, mas no en Baja California.

Hizo hincapié en que no contar con estas medidas auxiliares incide más en el municipio de Tijuana y en las plantas de bombeo, las cuales aseveró no siempre están en funcionamiento.

“Tenemos 4 ‘bombas’ y hemos estado a veces a una planta de bombeo de no tener agua, aquí hay 4 plantas de bombeo y tuvimos periodos donde estuvieron descompuestas 3 de las 4”, puntualizó.

En cuanto a energía eléctrica, Santana González comentó que estar desconectados de la red nacional provocó que en la entidad se tenga una de las tarifas más caras en el país, aún con las deficiencias en el suministro.

“Aquí hay apagones, no hay suficiente infraestructura para ofrecer a una industria que requiera alta energía eléctrica y lo mismo pasa con el agua”, agregó.

Con información de El Imparcial