Se ‘sube al tren’ la relocalización

La relocalización de las cadenas de producción a México ha controibuido al crecimiento del sector ferroviario

El movimiento de carga por ferrocarril en México ha experimentado un crecimiento significativo gracias a factores clave como la Inversión Extranjera Directa (IED), el nearshoring y la robustez de la economía. 

Según datos de la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF), entre enero y septiembre se transportaron 69 mil 503.66 millones de toneladas por kilómetro, representando un aumento anual del 6.2%.

En este periodo, Ferromex lideró el crecimiento con casi un 7% anual, movilizando 38 mil 758.82 millones de toneladas por kilómetro. Canadian Pacific Kansas City de México también mostró un incremento del 3.92%, seguido por Ferrosur con un destacado 14%.

Carlos Barreda, especialista del sector ferroviario, atribuyó este crecimiento al dinamismo económico tras la recuperación postpandemia. 

Asimismo, destacó el aumento del consumo interno, así como los niveles crecientes de Inversión Extranjera Directa y pública, especialmente en el norte del país, como factores impulsores.

La relocalización de las cadenas de producción a México también ha contribuido al auge, generando un aumento en la actividad comercial con Estados Unidos, especialmente en sectores como autopartes, hierro y acero, beneficiando así al sector ferroviario.

No obstante, Barreda señaló que, a pesar del crecimiento en el movimiento de carga entre México y Estados Unidos, las importaciones han experimentado un aumento más pronunciado debido al fortalecimiento del peso frente al dólar. Las exportaciones, por otro lado, han retrocedido un 6.92% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El crecimiento se concentra en rutas operadas por Grupo México Transportes y Canadian Pacific, mientras que hay una disminución en los volúmenes en la Terminal del Valle México y otras líneas concesionadas.

Además, la autoridad ferroviaria informó que, en los primeros nueve meses del año, el equipo atractivo tuvo un crecimiento anual del 0.25%, mientras que el de arrastre aumentó un 2%.

Hasta septiembre, el Sistema Mexicano Ferroviario contaba con un total de 15 mil 442 empleados, de los cuales el 76.93% eran personal operativo y 23.07% eran empleados de confianza.

Con información de Reforma.