Contadores presentan propuesta de reforma fiscal para 2024

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos presentó una propuesta de reforma fiscal para 2024 pues consideró que es necesaria.

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) presentó una propuesta de reforma fiscal para 2024 que contempla cambios a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, el Código Fiscal de la Federación, la Ley de Impuesto al Valor Agregado y a la Ley Aduanera.

La iniciativa, que fue presentada a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y turnada a las reservas de la discusión del Paquete Económico 2024, busca promover el crecimiento económico, mejorar la recaudación y fortalecer las bases para un desarrollo sostenible del país.

Reforma a la Ley Aduanera

Una de las principales propuestas del IMCP es establecer en la Ley Aduanera la obligación de importadores, agentes o agencias aduanales de presentar una fianza anual ante la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM).

El monto de la fianza deberá determinarse tomando en consideración el comportamiento de los sujetos obligados, el promedio del valor en aduana de las mercancías importadas o exportadas, el promedio de las multas o créditos fiscales pagados, así como el historial en el cumplimiento de sus obligaciones aduaneras.

El IMCP considera que esta medida es necesaria para garantizar la actuación de los importadores o agentes aduanales, quienes están permanentemente expuestos a ser sancionados por las autoridades debido a la complejidad del sistema aduanero mexicano.

Creación de un padrón de profesionales en comercio exterior

Otra propuesta del IMCP es la creación de un padrón de profesionales especialistas en materia de comercio exterior, que revisen y emitan su opinión técnica respecto del cumplimiento de obligaciones en materia de comercio exterior.

Los profesionales que formarían parte del padrón propuesto deberían estar registrados ante la autoridad y certificados por un órgano colegiado, por ejemplo, el IMCP.

La creación de este padrón, según el IMCP, ayudaría a reducir las sanciones que recaen en los contadores públicos que dictaminan, ya que estos serían responsables de reportar cualquier situación que pudiera no caer en el ámbito de su formación profesional.

Con información de T21