Los escenarios ante una reducción de la jornada laboral

La reducción de la jornada no debe afectar el sueldo, pero podría impactar los ingresos de quienes tienen esquemas de pago por hora o comisiones

Con el inicio del período ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, la expectativa sobre la reforma para reducir la jornada laboral se reavivó. 

Según Mayeli Cabral, socia de la firma Chevez Ruiz Zamarripa, México busca alinearse con la tendencia global de las 40 horas de jornada laboral, pero el salario base de los trabajadores no se puede disminuir según lo establece la Ley Federal del Trabajo (LFT) y la Recomendación 116 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

En este tenor, Carlos Ferran Martínez, socio director de la firma Ferran Martínez Abogados, señala que la reducción de la jornada no debe afectar el sueldo, pero podría impactar los ingresos de quienes tienen esquemas de pago por hora o comisiones.

La implementación de una jornada laboral más corta es vista como positiva, pero se plantea que debe realizarse con un diálogo profundo y de manera gradual para no perjudicar a las empresas en un contexto de cambios necesarios pero rápidos. 

Existe la posibilidad de que las empresas pacten menos horas de trabajo con sus empleados sin necesidad de una reforma, siempre y cuando no afecten los salarios. 

Sin embargo, se reconoce que esto no será generalizado en el mercado laboral sin una reforma.

La senadora Patricia Mercado reconoció que la aprobación de esta reforma constitucional no es sencilla, pero podría ser más viable si se logra un acuerdo para su implementación gradual. 

La clave estará en la forma en que se implemente la reforma y si se considerará una diferencia entre industrias, teniendo en cuenta los diferentes momentos económicos de estas.

Con información de El Economista.