fbpx

Producir en México es más barato que en China, pero mover los productos no

El nearshoring, que consiste en instalar las plantas de producción en ubicaciones cercanas al consumidor final, parece posicionar a México como un destino de inversión atractivo para empresas manufactureras debido a su cercanía con Estados Unidos. 

Sin embargo, el país tiene un área de oportunidad en infraestructura y medios de transporte necesarios para la importación y exportación de bienes e insumos.

De acuerdo con el socio líder de management consulting en PwC México, Carlos Zegarra, el transporte es uno de los rubros donde las empresas buscan reducir costos mediante el nearshoring, por lo cual invertir en este campo resulta clave.

Expuso que si una empresa traslada sus operaciones de China a México para abastecer al mercado de EU, tendrá una disminución de costo promedio de 23% por un costo menor en la mano de obra y aranceles. Pero la infraestructura logística y transporte que hay en China, permite que los productos se transporten de manera eficiente al interior del país.

El concepto de “nearshoring” despegó después de la guerra comercial entre China y Estados Unidos en 2018, cuando los aranceles sobre productos chinos llevaron a algunas empresas a reconsiderar la viabilidad del país asiático como una plataforma de manufactura global, señala información de Expansión.

Modernización y ampliación de capacidad logística

De acuerdo con un análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), mientras un 72% de los vehículos terrestres y sus partes son transportados en ferrocarril en México, más del 50% de las máquinas y material eléctrico se mueven por carretera. 

En tanto que más de la mitad de los combustibles y minerales se mueven vía marítima, mientras las piedras y metales preciosos se transportan por carga aérea.

No obstante, estos sistemas requieren modernizarse y ampliarse para hacer frente a un potencial incremento de flujos de mercancías, sobre todo en puertos como Manzanillo y Lázaro Cárdenas.

En este contexto, en el Presupuesto de Egresos 2023 se contemplan más inversiones para ampliar 11 puertos, principalmente a Veracruz, Altamira y Lázaro Cárdenas.

Pese a esto, el analista de Credit Suisse, Alejandro Chavelas, señaló que otras regiones como el sureste requieren de mayor infraestructura para aprovechar el potencial en sectores como el de los commodities.

Por otro lado, la firma CBRE estima que el nearshoring concentró alrededor de 40% de la demanda de naves industriales al norte del país en el primer trimestre del año, cuando en años anteriores apenas había representado un 15%.

Por ello, los especialistas coinciden en la necesidad de trabajar conjuntamente para atraer más empresas, e incluso en la importancia de crear una comisión dedicada al rubro.

Con información de Expansión.

leave a reply