fbpx

Producción de autos eléctricos, prueba para IMMEX

Un análisis publicado por Banco de la Reserva Federal de Dallas señala que las empresas con programa de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (IMMEX) enfrentan nuevos desafíos que permitirán ver su resiliencia.

Entre estos desafíos se encuentran la evolución de los patrones del comercio mundial por las tensiones en las cadenas de suministro, así como el aumento de la producción de vehículos eléctricos.

Jesús Cañas, autor del estudio, recordó que a principios de la década de 2000 una recesión en Estados Unidos y la entrada de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) obligaron a las IMMEX a reducir su tamaño y a recortar el empleo.

Tras la Gran Recesión, el empleo en las empresas IMMEX tardó más de tres años en recuperarse en México, mientras que la producción necesitó un año y medio para volver; toda vez que la industria en EU no se ha recuperado, estando 5.2% por debajo en empleo y 2.9% en producción.

A partir de la pandemia de Covid-19, el entorno operativo de las maquiladoras cambió derivado de la escasez de insumos y la desaceleración económica mundial.

En tanto que la industria automotriz se enfrenta a la transición de vehículos eléctricos, que requieren diferentes procesos de elaboración.

En 2021, las IMMEX representaban 58% del PIB manufacturero de México y 48% del empleo industrial; en tanto que la industria manufacturera representa 19% del PIB total de México y 19% del empleo. 

Tras la entrada en vigor del TLCAN en 1994, la actividad de las empresas IMMEX se correlacionó cada vez más con la producción manufacturera estadounidense y, por tanto, es susceptible de sufrir recesiones y expansiones impactada con lo que sucede al norte de la frontera. 

Con información de El Economista.

leave a reply