Prevén aumento de hasta 80% en rotación en manufacturas

El aumento de la tasa de rotación de personal en la industria se ha convertido en una tendencia y se estima que llegue a un 80% anual acumulada en el sector manufactura al culminar el año, indicó Atzayacatl Peñaloza, director de Geoexpansión de Mercer.

Durante la reunión mensual de socios de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac), el directivo mencionó que la inversión en el sector manufactura acumula un 4.1%, lo que ha generado demanda creciente de capital humano ocasionando que los empleados se cambien de empresa en empresa buscando una experiencia de empleo integralmente mejor.

“Las personas buscan la manera de estar mejor recompensadas, de tener mejores prestaciones, por lo que se están yendo muy rápido de las compañías para buscar un mejor bienestar. Anteriormente el promedio de permanencia era de tres meses, y actualmente es ligeramente mayor a un mes”, apuntó.

Peñaloza señaló que el costo de rotación varia desde 10 mil a 30 mil pesos por empleado, lo que es pérdida de valor económico en las empresas, cuando dichos montos podrían invertirse en mejoras integrales y bienestar para el personal.

En ese sentido, el directivo de Mercer refirió que las compañías deben preguntar a los trabajadores qué es lo que necesitan, qué les sería útil, qué es lo que buscan, e incluso consultar sus necesidades antes de contratarlos.

También subrayó que en los últimos años se llegó a observar una rotación anual acumulada en el sector manufactura de 30%, la cual hoy en día es del 50%, con miras a incrementar a un 80% al final del 2022.

“En la frontera y el Bajío se observa la misma tendencia de rotación, sobre todo en el sector automotriz, y en los sectores de conversión productiva”, comentó.

Por su parte, Mayra Amezquita, presidenta de Arhitac, resaltó que este aumento de la rotación de personal no es exclusivo de la zona, sino que es una problemática a nivel nacional e internacional.

Argumentó que un punto relevante en este tema es que la industria no normalice la alta rotación y piense que ya no hay manera de solucionarlo, sino darse cuenta de que las empresas pueden adaptarse a nuevos modelos de trabajo, de acuerdo a lo que requieren las nuevas generaciones.

Con información de Arhitac

leave a reply