Bajo el T-MEC se reconfigurarán cadenas de valor: IMEF

La vicepresidenta del Comité Técnico del IMEF, Jessica Roldán, aseveró que pese al lento impacto inicial del T-MEC por los desafíos de la economía global, logrará reconfigurar las cadenas de valor de América del Norte.

El acuerdo comercial entró en vigor el 1 de julio de 2020, en medio de la pandemia de Covid-19, con un entorno global que ha estado marcado por crisis económicas, disrupciones en las cadenas de suministro, alta inflación y la invasión de Rusia a Ucrania.

Coyunturalmente, los indicadores adelantados del IMEF muestran que la economía mexicana mantiene una expansión menos vigorosa que lo observado en los primeros meses de 2022.

La representante del Comité Técnico destacó que los líderes de la región de América del Norte coinciden en la importancia del fortalecimiento del bloque comercial frente al resto del mundo.

El T-MEC mantiene la eliminación de aranceles en los productos comercializados entre los tres países, incluye regulaciones en materia de empresas propiedad del Estado, economía digital, protección laboral y una nueva metodología para las reglas de origen automotrices.

Aunado a esto, Roldán consideró que el Acuerdo brinda un gran potencial a México para el aprovechamiento de la reconfiguración de las cadenas de valor.

Para ello, enfatizó la necesidad de que México reconfigure su mano de obra y la capacite, al tiempo que impulse infraestructura de calidad, para la detonación de nuevos proyectos de inversión privada y, sobre todo, haya un entorno de mucha más certidumbre con respecto a las reglas del juego.

T-MEC pierde terreno frente a China

Según los datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC), los miembros del T-MEC han disminuido progresivamente su participación conjunta en el total de exportaciones mundiales de 17.2% en 2002 a 12.8% en 2021.

En 2019, su participación era de 13.6%, por lo que el T-MEC ha perdido competitividad recientemente.

Por el contrario, la región denominada la Gran China (República Popular de China, Hong Kong, Taiwán y Macao) incrementó su participación de 10.3% en 2002 a 19.3% en 2021.

De acuerdo con El Economista, China tiene dos regiones administrativas especiales -Hong Kong y Macao- y espera que Taiwán se adhiera a las políticas de “una sola China”.

Por otro lado, la integración de la región del T-MEC a las cadenas mundiales de valor se ha visto disminuida por la salida de EU del TIPAT, integrado por 11 naciones.

En cambio, China pactó la RCEP con Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda. Y solicitó integrarse al TIPAT.

Esto puede perjudicar el comercio de Estados Unidos con los miembros, ya que los participantes reducen sus barreras comerciales a otros miembros, pero no a los EU, y posiblemente establezca reglas que pueden no alinearse con sus intereses.

Con información de El Economista.

leave a reply