Semana laboral de cuatro días en México, ¿una realidad lejana?

En 2019 Microsoft permitió a sus empleados en Japón trabajar de lunes a jueves durante un mes sin reducir su salario. El 92% asumió el reto y el resultado fue un incremento de 40% en las ventas y una reducción de 23% en consumo de electricidad y 59% en impresión de papel.

Perpetual Guardian en Nueva Zelanda ofreció una semana laboral más corta a sus 240 empleados. Al ver que los objetivos se cumplieron en menor tiempo, la firma decidió convertir esta jornada en una política interna.

Por su parte, Software Delsol en España comenzó una jornada semanal de 4 días para sus 181 empleados. Para lograrlo no descuidar a sus clientes, contrató a 25 personas más y se trabajó en bloques de cuatro días rotativos, con una jornada semanal de 32 horas.

En 2021, Signifyd en Estados Unidos puso en marcha un programa piloto de cuatro días a la semana, con lo que sus ventas crecieron 75% y se redujo el agotamiento laboral.

La senior VP of people operations de Signifyd, Emily Mikailli, comentó que el esquema se probó por 10 meses para recibir retroalimentación, ver los resultados y lanzar el programa en el resto de los países donde opera la firma.

Retos para implementar la semana de 4 días en México

La empresa Telefónica ofrecerá a sus empleados la posibilidad de trabajar cuatro días a la semana, a cambio de un recorte salarial del 12%. Aunque es una jornada atractiva aún es lejana en términos legales.

La Ley Federal del Trabajo (LFT) establece que la semana laboral es de ocho horas diarias, seis días por semana, o bien 48 horas semanales.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México es el país donde más horas se trabajan al año, con 2 mil 255 horas.

El líder del Grupo de Condiciones de Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Jon Messenger, advirtió que para implementar esta jornada en el país primero debe haber un cambio regulatorio y las empresas tendrían que hacer pruebas piloto.

“Las empresas deben estar dispuestas a aceptar una reducción de horas de trabajo, sin modificar el salario…. Un horario laboral más corto puede alentar a los empleados a utilizar su energía de manera más eficiente”, dijo.

Según el estudio ‘The Future of the Working Week’, realizado por Citrix en nueve países, el 44% de los trabajadores mexicanos cree que su empleador nunca estará dispuesto a implementar estas semanas reducidas.

A su vez, el 51% considera que esta jornada no ocurrirá a corto plazo, mientras que el 74% se siente más cercano a una semana laboral de seis días que a una de cuatro.

Otras alternativas

La presidenta para Latinoamérica de la firma de capital humano Manpower, Mónica Flores, asegura que ni las semanas laborales de cuatro días, ni el resto de esquemas laborales son para todos porque los intereses de los individuos están determinados por una combinación de circunstancias, actitudes y aspiraciones.

En ese tenor refirió que las empresas en México están apostando por:

  • Home Office.
  • Viernes cortos.
  • Trabajos definidos.
  • Modelo híbrido.
  • Horarios flexibles.

“Los recursos humanos deben estudiarse de manera única y específica. Para un país como el nuestro en relación con su economía, cultura, gente, necesidades y expectativas que tiene la inversión extranjera”, sentenció.

Con información de Expansión.

leave a reply