fbpx

Empresas cierran sus fábricas en Asia para irse al Bajío

Cada vez más empresas están buscando productos mexicanos y más proveeduría local

15 empresas de origen alemán, japonés y estadounidense terminarán sus operaciones en China para invertir cerca de 400 millones de dólares (mdd) en los próximos dos años e instalarse en el Bajío de México, a fin de cumplir con las nuevas reglas del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como evitar los altos precios de transporte y dejar de depender de la industria marítima.

El secretario para la Reactivación Económica de León, Guillermo Romero Pacheco, dio a conocer que existen entre 14 y 15 proyectos de inversión de empresas alemanas y japonesas que buscan aprovechar este momento para cumplir con las nuevas reglas comerciales del T-MEC.

Mazda importaba algunas piezas y autopartes de Japón, China, Singapur y otros países de Asia, pero ahora sus proveedores y otras empresas se instalarán en México.

En los últimos cinco años llegaron entre 2 y 3 empresas automotrices de capital chino para ser proveedores de la industria automotriz en León, agregó.

La presencia de China en San Luis Potosí

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresas Proveedoras Industriales de México (Apimex), David Novoa Toscano, comentó que en los últimos dos años llegaron al Bajío 4 empresas chinas que se dedican a la producción de autopartes para las armadoras como BMW y General Motors con fuerte presencia en San Luis Potosí.

En ese sentido, refirió que cada vez más empresas están buscando productos mexicanos y más proveeduría local.

El empresario destacó que las empresas estadounidenses quieren el producto en dos días, porque ya no les es rentable esperar hasta seis meses los contenedores importados de Asia.

México, Guanajuato y León tienen la capacidad para colocar producto en sólo tres días en cualquier parte de Estados Unidos, agregó.

El presidente de Apimex recordó que la industria marítima vive una crisis por la pandemia de Covid-19, por lo que instalarse en el Bajío representa una ventaja para las empresas que dejan Asia.

En enero de 2020, cuando iniciaba la pandemia, el traslado de un contenedor de 40 pies desde los puertos chinos a Lázaro Cárdenas costaba 2 mil dólares; para la tercera semana de octubre de 2021, las navieras cobraban 14 mil 265 dólares por traer la misma caja de China a México.

Con información de Forbes México.

leave a reply