IMSS usará responsabilidad solidaria para combatir evasión en outsourcing

Las migraciones de trabajadores permiten al IMSS ubicar a patrones que eran difíciles de localizar

La directora de Incorporación y Recaudación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Norma Gabriela López Castañeda, dio a conocer que, junto a otras dependencias, seguirán supervisando las condiciones se la subcontratación en México.

En ese sentido, señaló que alrededor de un 80% de las empresas cumplieron a plenitud con las nuevas reglas de subcontratación. Sin embargo, algunos empleadores migraron a sus trabajadores sin declarar al IMSS la sustitución patronal, reduciendo salarios y evitando la prima de riesgo.

Las migraciones de trabajadores permiten al IMSS ubicar a patrones que eran difíciles de localizar, recalcó la funcionaria.

Aunado a lo anterior, mencionó que la aplicación de la responsabilidad solidaria es una de las vías de fiscalización que usarán las autoridades en 2022 para combatir ambos fenómenos: reducción salarial o ajustes en la prima de riesgo.  

Por ello, pidió a los asesores legales de las empresas no recomendar acciones para evadir la reforma de outsourcing porque “va a haber consecuencias”.

La reforma reforzó la responsabilidad solidaria de subcontratación, obligando a las empresas que contratan servicios especializados a asumir las responsabilidades en caso de que el contratista incumpla sus obligaciones patronales.

López Castañeda recordó que, entre los impactos positivos de la reforma de outsourcing, se incrementaron las plazas permanentes y disminuyeron los empleos eventuales, creciendo 7% la proporción entre puestos permanentes y eventuales.

El PTU y las dudas persistentes

La reforma estableció un límite a la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) de tres meses o el promedio de los últimos tres años.

Sin embargo,  la socia de Consultoría y Cumplimiento Fiscal de la firma Skatt, Viviana Balaunzarán, señaló que aún no está claro cómo deberá declararse el monto que sobre si después de aplicar los topes, las empresas no reparten el 10% de sus ganancias.

Entre otras dudas vinculadas al PTU, la especialista planteó el escenario para los trabajadores que migraron de una empresa a otra a través de sustituciones patronales o fusiones de empresas y, por lo tanto, tuvieron dos empleadores en el ejercicio fiscal de 2021, con el que se pagará el reparto de utilidades de 2022.

Por su parte, la asociada de la firma D&M Abogados, Carla Martínez, planteó que entre los desafíos de la reforma de subcontratación se encuentran las inspecciones de trabajo a las empresas inscritas en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse).

En ese sentido, recomendó “conservar los papeles, tener muy clara la operación y, sobre todo, tener en cuenta que la pérdida del registro puede darse por un mal dictamen de una inspección. Con esto también se juega la conservación del Repse, que esto es a parte de la renovación que se tienen que hacer cada tres años”.

Con información de El Economista.

leave a reply