¿El SAT puede cobrarte impuestos por transferir dinero a tus familiares?

Este tipo de operaciones no estarán sujetas al cobro de impuestos bajo ciertas condiciones

Luego de que la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, anunciara que buscarán facilitar la detección de discrepancias en las transferencias electrónicas con el uso de algoritmos e inteligencia artificial, es importante señalar qué tipo de operaciones no se tomarán en consideración para efectos de fiscales.

Cabe precisar que la vigilancia de la discrepancia fiscal no es una novedad de la Miscelánea Fiscal 2022 ni del nuevo régimen simplificado de confianza, sino que ya se encuentra definida en el artículo 91 de le Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) vigente, cuando “el monto de las erogaciones en un año de calendario sea superior a los ingresos declarados por el contribuyente, o bien a los que le hubiere correspondido declarar”.

Para ello, se considerarán erogaciones las consistentes en gastos, adquisiciones de bienes y depósitos en cuentas bancarias, en inversiones financieras o tarjetas de crédito.

En este contexto, surge la duda de si estarán sujetos a fiscalización las transferencias electrónicas que realizan personas físicas a sus familiares como parte de su gasto cotidiano.

De acuerdo con el cuarto párrafo del artículo 91 de la LISR, este tipo de operaciones no estarán sujetas al cobro de impuestos, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

  • La transferencia se haga a una cuenta de su cónyuge.
  • La transferencia se haga a una cuenta de un familiar ascendiente o descendiente, en línea recta en primer grado (hijos, nietos, padres y abuelos).
  • La transferencia se haga a otra cuenta propia, es decir, de un banco a otro.

Un ejemplo de este tipo de operaciones es el de una persona trabajadora que apoya a sus abuelos o padres para el gasto del hogar. O bien, los padres de familia que depositan el dinero del pago de la renta a su hijo que se encuentra estudiando en otra ciudad.

Es importante considerar que las cuentas bancarias a las que se desee hacer el depósito o transferencia reciban únicamente ingresos rastreables, es decir, que la autoridad fiscal pueda detectar el origen de la transacción.

Con base en lo anterior, te sugerimos las siguientes acciones:

  • Evitar hacer depósitos en efectivo y realizarlos mediante transferencias electrónicas o cheques nominativos, a fin de que el SAT pueda tener la rastreabilidad el origen del monto transferido.
  • Que el traspaso se haga de una cuenta que ya pagó impuestos, como lo puede ser una cuenta de nómina o una cuenta donde el contribuyente reciba el pago de sus honorarios.
  • La Ley no establece un monto límite en la transferencia, dado que cuenta con la rastreabilidad del origen de los recursos, así como con la prueba de que ya fueron gravados.

leave a reply