EU y la Unión Europea ponen fin a los aranceles al acero y al aluminio

Estados Unidos y Unión Europea buscan revertir el volumen de participación de China en el mercado del acero

Estados Unidos y la Unión Europea acordaron poner fin a los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio impuestos por el expresidente Donald Trump en 2018, evitando un aumento en los gravámenes de represalia del bloque económico.

La secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, explicó que el acuerdo mantendrá los aranceles estadounidenses de la “Sección 232” del 25% sobre el acero y el 10% del aluminio, al tiempo que permitirá “volúmenes limitados” de metales producidos en la UE en Estados Unidos libres de impuestos.

Por su parte, el comisionado europeo de Comercio, Valdis Dombrovskis, anunció vía Twitter la pausa a la disputa comercial sobre el acero y el aluminio con Estados Unidos para lanzar una cooperación para el intercambio de estos metales.

Este acuerdo pone fin a una de las mayores áreas de fricción entre Estados Unidos y la UE y les permite concentrarse en negociar nuevos acuerdos comerciales globales para abordar el exceso de capacidad global de acero y aluminio centrado principalmente en China y reducir las emisiones de carbono de las industrias, señala una nota de Expansión.

Pese a que no se especificó el volumen de acero libre de aranceles que se permitirá en Estados Unidos bajo un sistema de cuotas arancelarias acordado con la UE, fuentes familiarizadas con el asunto, dijeron a Reuters que los volúmenes anuales superiores a 3.3 millones de toneladas estarían sujetos a gravámenes.

El acuerdo otorga dos años adicionales de acceso libre de impuestos por encima de la cuota para los productos de acero de la Unión Europea que obtuvieron exclusiones del Departamento de Comercio el año pasado.

Asimismo, el pacto requiere que el acero y el aluminio de la UE se produzcan íntegramente en el bloque, un estándar conocido como “derretido y vertido”, para calificar para el estatus de libre de aranceles. La disposición tiene como objetivo evitar que los metales de China y de países no pertenecientes a la UE se procesen mínimamente en Europa antes de exportarlos a Estados Unidos.

El acuerdo también elimina los aranceles de represalia de Europa contra productos estadounidenses, incluidos el whisky y las motocicletas Harley-Davidson, que estaban programados para duplicarse el 1 de diciembre.

Actualmente, Estados Unidos permite las importaciones de acero y aluminio libres de aranceles de México y Canadá, con un mecanismo que permite volver a imponer aranceles en caso de un “aumento” inesperado en los volúmenes de importación.

Con información de Expansión.

leave a reply