Proveedores de autopartes mexicanos, los más golpeados por falta de chips

Prevén que escasez de chips dure un año más

La escasez de chips semiconductores ha afectado especialmente a la industria de autopartes en México. Nemak SAB y Metalsa, fabricantes de bloques de motor, cajas de transmisión, parachoques y tanques de combustible que se encuentran en automóviles ensamblados en todo el mundo, han visto que sus bonos registraron los peores rendimientos entre sus pares de mercados emergentes durante las últimas seis semanas.

La industria de autopartes es tan importante para la economía, que la caída en la demanda es tan grave que el banco central dice que podría recortar en hasta 1 punto porcentual el crecimiento de este año.

El analista automotriz sénior de IHS Markit, Guido Vildozo, indicó que Norteamérica es la región más afectada por la escasez mundial de chips.

Esta afectación en la cadena de suministro puede terminar costando a los fabricantes de automóviles hasta 210 mil millones en ventas, señala El Financiero.

Sobre este tema, General Motors dijo que el rendimiento sería afectado hasta el próximo año, al tiempo que notificó una caída del 25% en los ingresos. Por su parte, Ford Motor dijo que sus fábricas no funcionarán a su total capacidad hasta finales del próximo año y que la crisis de los chips podría extenderse hasta 2023.

Un vocero de Nemak señaló que han implementado medidas para mejorar la eficiencia y flexibilidad operativa ante esta situación.

El estratega de Lucror Analytics, Sebastian Hofmeister, expuso que tanto los bonos de Nemak como los de Metalsa comenzaron a caer entre mediados y finales de septiembre a medida que los efectos de la escasez de chips en los fabricantes de automóviles se volvían más claros.

Durante las últimas seis semanas, los bonos de Nemak han perdido un 5% y los instrumentos con vencimiento en 2031 cayeron 7.4 centavos, desde un máximo de septiembre de 93.3 por dólar.

En tanto que la pérdida de Metalsa no fue tan aguda, ya que se ubicó en 2.2%; mientras que sus bonos a 10 años cayeron 4.8 centavos a 93.9 centavos, pero las pérdidas aún están muy por delante del retroceso promedio de 1% de las empresas mexicanas.

El estratega sénior de SMBC Nikko Securities America en Nueva York, Roger Horn, comentó que los problemas de la cadena de suministro están comenzando a extenderse a América Latina y los tenedores de bonos prevén que el problema se prolongue por al menos un año más.

Lo anterior podría afectar a la economía mexicana, pues los vehículos y las partes representan casi el 25% de las exportaciones totales. México también es un eslabón clave en la cadena global de suministro de automóviles y es el cuarto exportador más grande de vehículos y partes en general.

El volumen de producción de Nemak cayó 23% el último trimestre y los ejecutivos de la compañía lo atribuyeron a una baja en la producción de vehículos livianos debido a la escasez de chips. En tanto que Metalsa aún no ha reportado sus resultados del tercer trimestre.

Con información de El Financiero.

leave a reply