Régimen Simplificado de Confianza será fundamental para alcanzar meta de recaudación

ISR sería la base de la recaudación

La Ley de Ingresos de la Federación (LIF) estima una recaudación de 3 billones 944 mil 520 millones de pesos (mdp) en 2022, un incremento de 7.7% con relación a lo esperado para este año. El gobierno federal busca alcanzar este incremento en la captación de recursos con la implementación del Régimen Simplificado de Confianza.

A través de este nuevo régimen, se prevé ampliar la base de contribuyentes al sistema tributario y por lo tanto que se ingrese más dinero al erario en el corto y mediano plazos.

La LIF estima que en 2022 se ingresen más de 2 billones 73 mil 493 mdp por Impuesto Sobre la Renta (ISR), por lo que la subdirectora de análisis económico en Monex Casa de Bolsa, Janneth Quiroz, indicó que en este nuevo régimen jugará un rol importante.

En entrevista con El Economista, comentó que los cambios legales a la Ley del Outsourcing también serían parte de la estimación en la recaudación del ISR para el 2022. Recordó que con esta reforma se observó una incorporación histórica de trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en agosto.

Por su parte, el experto en derecho fiscal, Luis Pérez de Acha, indicó que el nuevo régimen tiene como objetivo que los nuevos contribuyentes que se registren formalmente queden bajo el control de la SHCP y del SAT.

De acuerdo con la LIF, las nuevas tasas para las personas físicas oscilan entre 1 y 2.5%. En el caso de las personas morales que ingresen hasta 35 mdp anuales, su impuesto será calculado mediante sus ingresos efectivos.

Contribuciones

  • 3.9 billones espera recaudar el fisco a través de impuestos en el 2022.
  • 21 millones de micro y pequeños negocios serían beneficiaros.
  • 96 por ciento de las personas morales serán beneficiarias del nuevo régimen.
  • 2.5 por ciento es la tasa máxima para personas físicas que ganen hasta 3.5 mdp al año.
  • 79.8 millones de contribuyentes hay registrados actualmente.

Con información de El Economista.

leave a reply