SAT se ‘frota las manos’ con régimen para pago de impuestos: prevé alza en número de contribuyentes

El alza se daría en un lapso de tres a cinco años, estimó Raquel Buenrostro, jefa de la dependencia.

El régimen simplificado de confianza podría beneficiar a 82 por ciento de las personas físicas, ya que el esquema significaría un estímulo para quienes se incorporen, aseguró Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Buenrostro explicó que ahora la retención de Impuesto Sobre la Renta (ISR) se hará al momento de que reciban pagos, cuando ahora el impuesto se devenga al momento de emitir la factura independientemente si les llegaba el pago.

Destacó que para el SAT no habría una ganancia recaudatoria, pero el beneficio para la autoridad tributaria consistiría en un aumento de la base de contribuyentes, ya que la experiencia internacional de los países que han adoptado este esquema muestra que se genera un incremento del padrón de entre 15 al 20 por ciento.

Buenrostro estimo que el alza se daría en un lapso de tres a cinco años.

Detalló que la mayoría de causantes con muy bajos ingresos no pueden pagar un contador por lo que con el nuevo régimen pagarían entre 1 por ciento y 2.5 por ciento, que es lo que pagan las grandes empresas.

“El nuevo régimen como se calculó no tiene impacto recaudatorio; la complejidad de la ley hacía que no fuera progresivo el ISR, además de que era demasiado complejo para los que menos tenían”, recalcó.

Para las empresas, la declaración de acumulación de ingresos será muy sencilla ya que la información ya viene precargada y solo tendrán que cargar seis datos.

Estimó que de las empresas con ingresos por debajo de 35 millones de pesos anuales, 96 por ciento podrían optar por este régimen. Entonces, mucha gente que no paga impuestos pagará, enfatizó Buenrostro.

El régimen simplificado podría desmotivar a las empresas ‘fantasma’ y ‘factureras’ a ya no generar facturas falsas, pues algunas de estas firmas, por cada peso de ingreso generan hasta 20 de gasto, lo cual era desproporcionado, con lo que solicitaban devoluciones de impuestos altas.

FUENTE: EL FINANCIERO

leave a reply