Reconciliación de Valor: Aspectos relevantes

Reconciliación de valor

Las empresas que realicen exportaciones a Estados Unidos, particularmente aquellas con programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), pueden llevar a cabo un ajuste a los valores reportados en las aduanas estadounidenses posterior a la operación a través una metodología conocida como reconciliación de valor; así lo dio a conocer el director de regulación aduanal de la firma ST&R, Juan Moreno.

Durante su intervención en el webinar Reconciliación de valor y T-MEC para empresas IMMEX, organizado por la Asociación Nacional INCOMEX, el especialista explicó que para realizar este ajuste deben existir una serie de condiciones como la elegibilidad al amparo de un tratado de libre comercio, temas de clasificación arancelaria, entre otros.

En este sentido, comentó que entre los elementos a considerar para la reconciliación de valor se encuentran:

  • El valor “real” de las materias primas que fueron importadas a México e incorporadas en los productos terminados que son posteriormente retornados a Estados Unidos.
  • El valor de las mermas o desperdicios cuando es considerado reciclable y por el cual la empresa recibe un ingreso.
  • Costo total del transporte de las materias primas importadas hacia México
  • Total de gastos extraordinarios de la operación en México (Reportados en la Declaración Anual).
  • Costo total de “dutiable assists” (asistencia “gratuita” por parte de la empresa en EU).
  • Total de la utilidad registrada en la Declaración Anual de la empresa.
  • Costo total del material de empaque (en algunos casos).
  • Valor total declarado bajo los programas 9801 y 9802 (en algunos casos).

Sin embargo, el director de regulación aduanal de ST&R advirtió que lo anterior solo aplica a todo aquel producto que es importado a los Estados Unidos, excluyendo envíos “inbond” a otros países y exportaciones directas a otros países desde México.

A efectos de facilitar la integración de la información para la reconciliación de valor, recomendó el uso del formato CBP 247, disponible en el portal de la aduana de Estados Unidos, pues en sus anexos reúne los datos de los elementos del listado anterior y son los siguientes:

  • Anexo A (Elementos de la reconciliación).
  • Anexo B (Listado de importaciones sujetas a la reconciliación).
  • Anexo C (Calculo de la “variación” entre el costo total declarado en la importación (estándar) y el costo actual reportado en el Anexo A)
  • Anexo D (Información actualizada de la empresa y otros elementos de valor a considerar que pueden tener un impacto).

El especialista en la materia puntualizó que el llenado de este formato requiere tanto de datos contenidos en los libros de contabilidad en Estados Unidos y en México por lo que es importante llevar un estricto control de esta información.

Recordó que la solicitud de reconciliación debe ser presentada a la aduana de Estados Unidos a más tardar 21 meses después de la fecha de pago de la primera importación y enfatizó que la autoridad norteamericana no otorga prórrogas para la presentación de la documentación.

Con base en lo anterior, recomendó iniciar con la Reconciliación una vez que la declaración anual en México ha sido finalizada y auditada por el despacho contable y los “libros” de la empresa en Estados Unidos hayan sido finalizados (lo que ocurre usualmente a finales de junio o julio).

También sugirió a las empresas integrar una carpeta de apoyo con los Anexos A, B, C y D; una copia de la Declaración Anual, los estados financieros de la empresa en EU, indicando los costos que se tomaron en cuenta para la preparación del Anexo A, una copia de la entrada de reconciliación preparada y presentada por el agente aduanal.

Además, cuando la diferencia entre el valor reportado originalmente al momento de la importación y el costo actual sea superior a 10%, la empresa deberá incluir en la carpeta una misiva que explique el motivo de la variación.

“Muchas empresas optan por no incluir la carta y esperar que la Aduana de EU se las solicite, pero lo más recomendable es ser proactivos y explicar las razones en la información que se va a enviar mediante el agente aduanal”, manifestó.

En ese orden de ideas, invitó a las empresas a mantener una constante comunicación con el agente aduanal, quien presentará la solicitud de Reconciliación mediante la Entrada Tipo 09, la cual contiene entre otra información, los datos del importador y el listado de entradas sujetas a reconciliación.

Reconciliación T-MEC

Por otro lado, el directivo de ST&R expuso que el T-MEC estableció un criterio para la Reconciliación de Valor de las mercancías elegibles de acuerdo con su marco legal, misma que no debe presentarse en un palazo mayor a un año (12 meses) a partir de la importación.

Para ello, se requiere adjuntar un análisis detallado de que los artículos cubiertos bajo la reconciliación son elegibles para el tratado, el Bill del material y el método bajo el cual es elegible como puede ser el salto arancelario, valor de contenido regional, De minims, y el origen de la mercancía.

Juan Moreno agregó que, debido a que el tiempo para este procedimiento es más reducido, lo ideal es que las empresas presenten una para el periodo enero-junio y otra para julio-diciembre.

Consulta el webinar en este enlace.

leave a reply