México retrasa permisos de importación de maíz transgénico previo a prohibición: CNA

México busca reducir las importaciones de maíz transgénico

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Juan Cortina, señaló que la Cofepris ha retrasado el aval de 16 solicitudes de importación de productos transgénicos, entre los que se encuentran 8 para maíz. El gobierno mexicano ha pospuesto por dos años más la aprobación de los permisos para introducir al mercado nacional estos últimos productos.

El representante agroalimentario mencionó que las autoridades mexicanas contemplan una prohibición incluso para alimento de ganado.

Mencionó que la lista de permisos postergados relacionados con “protección de cultivos” era de más de 700 productos o insumos agrícolas y adelantó que CNA seguirá combatiendo en tribunales un plan gubernamental para eliminar gradualmente el uso del maíz genéticamente modificado y el herbicida glifosato para el 2024.

Cortina prevé que la controversia probablemente termine dirimiéndose en la Suprema Corte. Añadió que hay 17 recursos legales de diferentes empresas contra esta medida.

El plan busca el remplazo de millones de toneladas de maíz amarillo transgénico que México importa, con nueva producción local para 2024; así como el glifosato, un químico muy utilizado en la agroindustria, pero que ambientalistas aseguran es cancerígeno.

Las importaciones de maíz transgénico representan más de un tercio de la demanda nacional del país y principalmente alimenta a la gran industria ganadera de México, señala El Economista.

Difícil remplazo

El presidente del CNA descartó que se pueda cumplir la meta de remplazar el maíz amarillo importado en el corto plazo ya que no existen estos volúmenes de producción en el país.

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, ha mencionado que la restricción al maíz transgénico no se aplicaría a las importaciones destinadas al alimento de ganado, pero Cortina mencionó que la prohibición se aplicará sin excepciones.

A inicios de año, el subsecretario mexicano de Agricultura, Víctor Suárez, expuso que el maíz transgénico y el glifosato son demasiado peligrosos y que se debe priorizar la producción local y las prácticas “agroecológicas” sostenibles.

Ante este posicionamiento, Cortina argumentó que décadas de investigación científica han demostrado que tanto el maíz transgénico como el glifosato son seguros y advirtió de un “daño enorme” a las relaciones comerciales con Estados Unidos si posturas ideológicas prevalecen sobre la evidencia científica.

En este contexto, el Conacyt ha emitido una guía sobre cómo se reducirán las importaciones de glifosato este año, Cortina dice que no se ha proporcionado tal guía para el maíz transgénico.

Con información de El Economista.

leave a reply