Socios de C-TPAT deben estar atentos a auditorías y actualizaciones del programa

El apoyo de la alta dirección para la supervisión y verificación de los procesos de seguridad, una constante comunicación con el Supply Chain Security Specialist (SCSS) asignado, estar pendiente de las actualizaciones, así como la documentación de procesos y tener evidencia verificable, son la clave para el cumplimiento del programa de Asociación de Aduanas y Comercio contra el Terrorismo (C-TPAT, por sus siglas en inglés).

Así lo explicó el asesor de Comercio Exterior de Grupo Eusaga, Luis Gutiérrez, durante el webinar C-TPAT: Criterios mínimos de seguridad, organizado por la Asociación Nacional INCOMEX, I-Xport y Grupo Eusaga; marco en el que dio a conocer que en muchos de los casos en que las empresas han perdido su certificación, se debe a que durante una visita de validación se comprueba que no desarrollaron en la práctica los procedimientos adecuados de seguridad.

Por lo anterior, enfatizó en la necesidad de tener un equipo de trabajo encargado de realizar periódicamente verificaciones a los procedimientos de seguridad y retroalimentar al área directiva, esto con el fin de que se tomen las decisiones pertinentes, ya que los procesos o funciones que no son supervisados tienden a distorsionarse o a dejarse de utilizar.

Comentó que realizar auditorías internas y externas con regularidad ayuda a detectar posibles fallos en los procedimientos y permite actualizar los análisis de riesgo para fortalecer la seguridad tanto al interior de las empresas como en el transporte de las mercancías.

Te recomendamos esta nota para orientarte en la actualización de tu perfil de seguridad.

El especialista también recomendó tener una constante comunicación con el SCSS asignado, quien es un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), responsable de revisar los procedimientos y la información que se señale en el perfil de seguridad de la empresa. En caso de tener un incidente de seguridad o cambios en el procedimiento es necesario que esté al tanto.

Aunado a lo anterior, expuso que es importante la asignación de una persona que dé seguimiento a este programa, ya que el 56% de las empresas que han sido removidas o suspendidas del programa han sido aquellas en las que el punto de contacto no responde correos o notificaciones.

Asimismo, el asesor de Comercio Exterior destacó que las empresas deben tener los procesos bien documentados y contar con evidencia verificable, pues estos son elementos clave para asegurar el cumplimiento de los criterios mínimos que demanda el programa.

Hizo un llamado a los miembros de C-TPAT a mantener una constante revisión de las actualizaciones que se publiquen en el portal del programa, pues ante el aumento en el volumen del comercio hacia Estados Unidos y el creciente número de socios, se han realizado cambios en los Criterios Mínimos de Seguridad (CMS).

El Asesor de Grupo Eusaga recordó que en 2016 la CBP agregó 4 CMS con el fin de proteger la cadena de suministros, mismos que entraron en vigor en 2020:

  • Visión de la seguridad y responsabilidad: Está enfocado en involucrar a alta gerencia en el seguimiento de los procedimientos de seguridad.
  • Ciberseguridad: Con una creciente conectividad a Internet, es importante salvaguardar la propiedad intelectual, la información de clientes, los datos financieros y comerciales, los registros de empleados, entre otros.
  • Sellos de seguridad: Demanda tener una política integral de sello por escrito que aborde todos los aspectos de la seguridad para las unidades de transporte. Es importante que cumplan con la certificación ISO 17712, la cual se puede comprobar mediante un certificado por parte del proveedor de los sellos.
  • Seguridad agrícola: La agricultura es el sector industrial y de empleo más grande de los Estados Unidos, por lo que busca que los integrantes de C-TPAT tengan procedimientos escritos diseñados para prevenir la contaminación visible de plagas.

El C-TPAT es un programa voluntario creado por Estados Unidos, a cargo de la CBP, para reforzar la seguridad fronteriza mediante la colaboración del sector público y privado en el desarrollo e implementación de procesos de seguridad para la prevención de la introducción de mercancías ilícitas a través de la cadena de suministros internacional.

Actualmente, el programa lleva más de 18 años en operación y cuenta con más de 11 mil miembros, de los cuales mil 800 son empresas mexicanas.

Luis Gutiérrez destacó que las empresas miembros del C-TPAT cuentan beneficios operativos y administrativos como un número reducido de exámenes CBP, inspecciones al frente de línea, posible exención de exámenes estratificados, menores tiempos de espera en la frontera, la asignación de un especialista de seguridad en la cadena de suministro a la empresa, así como el acceso a los carriles de comercio libre y seguro (FAST) en las fronteras terrestres.

Consulta el webinar en este enlace.

leave a reply