Evasión fiscal en México genera pérdidas cercanas a 4% del PIB

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), así como el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID); la tasa de evasión en México sobre el Impuesto sobre la Renta (ISR) de Personas Físicas es de 18.7%; una proporción que genera pérdidas de ingresos tributarios equivalentes al 0.8% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta evasión es cinco veces más común entre los trabajadores por cuenta propia que entre los empleados, señala el reporte anual Estadísticas de Ingresos Tributarios 2021.

Asimismo, se estima que la tasa de evasión fiscal de las empresas asciende a 19.9%, lo que supone pérdidas de ingresos tributarios superiores al 4% del PIB.

Esta práctica genera pérdidas significativas en otros países de América Latina y el Caribe, pues los ingresos no recaudados debido al incumplimiento fiscal en la región, son calculadas en 6.1% del PIB en 2018, principalmente en relación con el Impuesto Sobre la Renta (3.8% del PIB) y el IVA (2.3% del PIB).

El jefe de la división fiscal en el BID, Emilio Pineda, explicó que la evasión y tratamientos tributarios especiales en un país promedio de la región, superan pérdidas equivalentes al 9% del PIB. De ahí la relevancia de avanzar en atajarlos.

Y subrayó que las estrategias para fortalecer los ingresos públicos sin impactar la recuperación económica ni afectar el atractivo a la inversión, podría comenzar precisamente por limitar la evasión y elusión.

Un pacto fiscal

El Director de Desarrollo de la OCDE, Mario Pezzini, destacó la importancia de avanzar en un nuevo pacto fiscal en la región, donde las grandes empresas, así como las multinacionales participen para apoyar a los países impactados por la pandemia, donde también estas empresas han generado ingresos.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, apuntó que este acuerdo social puede respaldar apoyos a los hogares y pequeñas empresas en las siguientes fases de la pandemia, mientras se amplía la red de protección social y la mejora en la calidad de los servicios públicos.

En este tenor, el Director de la División de Desarrollo Económico en la Cepal, Daniel Titelman, dijo que la informalidad limita la recaudación tributaria y reduce significativamente la base de contribuyentes.

Y el Jefe de la división fiscal en el BID, Emilio Pineda, llamó a las autoridades de los países a ser cuidadosos para evitar que estos cambio fiscales alimenten de algún modo a la informalidad.

México contracorriente

Los especialistas destacaron el esfuerzo recaudatorio de México que el año pasado, pese a la pandemia y contracción económica, fue uno de los tres únicos países de América Latina que registraron ingresos tributarios equivalentes a 1.8% del PIB.

El Director de Estudios de Investigación tributaria en el Centro Interamericano de Administración Tributaria (CIAT), Santiago Díaz de Sarralde, explicó que la recaudación tributaria que logró México “fue resultado de un cambio en las estrategias de fiscalización que provocó ingresos extraordinarios durante 2020 a partir de la corrección de deuda de años pasados (con el fisco) muy relevantes que generaron ingresos tributarios”.

Con información de El Economista.

leave a reply