Los 5 grandes retos de Ngozi Okonjo-Iweala al frente de la OMC

La nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala se convirtió en la primer mujer en dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC) y tiene grandes desafíos al frente del organismo, como lo es resolver la crisis de credibilidad de la misma, así como llevar a la mesa de diálogo a China y Estados Unidos e introducir a las reglas del comercio internacional temas relacionados con la digitalización y comercio electrónico.

Ignacio Martínez, autor del libro “El comercio multilateral de mercancías de la OMC a través de los acuerdos de conducta”, refirió que el intercambio de mercancías y servicios va a crecer alrededor de 4.3% este año, luego de la caída de 4.7% en 2020.

Por su parte, Juan Carlos Baker Pineda, ex subsecretario de comercio exterior de México, destacó que la elección de Okonjo-Iweala es importe, ya que demuestra que sí se puede llegar a consensos en la OMC.

Retos

1. Reformar la OMC: Es necesario atender la crisis de credibilidad y operación que hay en la organización. Cabe recordar que el gobierno del expresidente Donald Trump bloqueó la elección de los jueces del Órgano de Apelaciones de la OMC, también la llegada de la nueva dirigente.

2. Modernizar el marco de la OMC: Se deben incluir nuevos mecanismos de propiedad intelectual, comercio electrónico, corrupción, medio ambiente; los nuevos servicios en torno a la 5G; como ya lo hacen tratados comerciales como el Acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) o el TPP11.

3. Sensibilización de tener un bien común mundial: La OMC debe retomar el fortalecimiento de un comercio sostenible y equitativo. Al provenir de un continente donde la mayoría de los países están poco desarrollados, Okonjo-Iweala cuenta con la sensibilidad para poder llevar a la mesa el tema de un comercio que conlleve a un desarrollo más igualitario y no solo donde ganen los que más tienen.

4. Multilateralismo vs proteccionismo: Ante hechos como el choque entre Estados Unidos y China, así como el Brexit es necesario reimpulsar el multilateralismo comercial

5. Vacunación: Como parte de la reactivación del comercio mundial no se puede dejar de lado el proceso de vacunación contra el Covid-19. Ahora que se tienen varias vacunas contra este virus, India y Sudáfrica, apoyados por otros 100 países, pusieron sobre la mesa la iniciativa para que haya una suspensión temporal, únicamente para el apartado de las patentes referente a los antígenos y, así, poder salir más rápido de la crisis sanitaria.

A dónde va el comercio

Los especialistas coincidieron en que se tendrá que dar un acotamiento en las cadenas de producción y suministro, luego de lo ocurrido en diciembre de 2019, cuando China cerró sus exportaciones cuando iniciaron los contagios de Covid-19.

Baker Pineda refirió que el comercio se va a volver mucho más regional, ya que la pandemia dejó claro que la empresas y los países no se pueden arriesgar a que exista este nivel de disrupción parecido al del inicio de la pandemia.

Por su parte, Ignacio Martínez comentó que ese regionalismo va muy de la mano con el T-MEC y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Además que Estados Unidos y la Unión Europea ya tocaron base para echar a andar la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés).

¿Qué rol jugará México?

México, desde su incorporación al GATT en 1986, antecesor de la OMC, ha apostado por multilateralismo, por lo que se espera que continúe en la directriz de seguir apoyando las clausulas básicas y las normas y principios del comercio multilateral.

En lo que respecta al mecanismo de solución de controversias, Estados Unidos ha pugnado por que estas se resuelvan de forma bilateral. En ese sentido, México deberá pugnar por la conservación de dicho mecanismo, sostuvo Ignacio Martínez.

Con información de Expansión.

leave a reply