Préstamos entre filiales sí son actividad vulnerable

De acuerdo con Federico De Noriega Olea, socio de la firma Hogan Lovells, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) considera como actividad vulnerable los préstamos que se realicen entre empresas del mismo grupo empresarial, por lo tanto tienen que cumplir con la normativa para efectos de prevenir o detectar algún indicio de lavado de dinero en estas operaciones.

No obstante, explicó que este tipo de operaciones no estarán sujetas a la presentación de avisos siempre y cuando la operación se haga por medio de instituciones financieras, explicó.

El especialista apuntó que esta actualización de criterio obliga a las empresas que hagan operaciones de crédito con otras compañías de su mismo grupo empresarial a registrarse como una actividad vulnerable, presentar informes mensuales, contar con expedientes de conocimiento de cliente y tener un manual de prevención de blanqueo, entre otros.

Mencionó que este tipo de operaciones son comunes entre empresas del mismo grupo para efectos de flujo de caja o de tesorería descentralizada y puntualizó que posiblemente muchas empresas que realicen esta actividad podrían no estar preparadas ante este cambio de criterio, pues antes no tenían que cumplir con la normativa.

La UIF hizo esta actualización el 18 de enero, por lo que las empresas que realizan estas operaciones ya deben de cumplir con la norma para evitar multas que pueden ir de 18 mil pesos a  5.9 millones de pesos.

Obligaciones para estas empresas:

  • Registrarse como sujeto obligado a la ley.
  • Presentar informes en “ceros” mensuales ante la autoridad.
  • Tener política interna de cumplimiento.
  • Identificar a clientes y usuarios.
  • Actualizar expedientes únicos de clientes.

Con información de El Economista.

leave a reply