Reforma fiscal, inminente para el 2021: experto

Para el catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juvenal Lobato, la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 obliga a la instauración de una reforma fiscal este año.

Recordó que durante la emergencia sanitaria no se ofrecieron estímulos fiscales para hacer frente a los efectos de la pandemia y consideró que la reforma debe incluirlos como un aspecto importante de apoyo a las Mipymes.

Asimismo, el especialista refirió que el gobierno destinó menos de 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en ayudas a la población para tratar de mitigar los efectos de la crisis; mientras que el promedio en los países emergentes fue equivalente al 6% de su PIB de acuerdo con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por otro lado, comentó que el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que su gobierno generaría una reforma fiscal para la segunda mitad de su mandato, lo que coincide con el tercer aniversario de su elección en julio de este año-

Lobato mencionó que la Reforma debe incluir dos aspectos importantes: combate a la informalidad y una Convención Nacional Hacendaria; así como una redistribución de los ingresos.

Plataformas digitales

Por su parte, comentó que los ingresos de las plataformas como tal aún no se debaten en México, la retención del IVA e ISR es para quienes obtienen ingresos por utilizar las plataformas por intermediación.

La regulación de los servicios en plataforma digitales se aprobó en la Miscelánea Fiscal para el 2020, y entró en vigor en junio pasado.

“El gobierno lo ha manejado muy bien diciendo que no se les había gravado. Y no, ellas siguen sin ser gravadas, a quien gravan es a los usuarios del servicio, esto me parece importante porque es una discusión que a nivel mundial está esperando las reglas de la OCDE”, explicó el catedrático.

Bajar el switch viola la Constitución

Respecto a la medida de restringir el acceso a internet a las plataformas que no efectúen la retención de los impuestos, Lobato apuntó que es algo excesivo para los prestadores de servicios electrónicos y sus usuarios.

La desconexión temporal pudiera ser contraria al derecho de acceso a Internet y las empresas podrían impugnar porque se viola tal derecho; abre la posibilidad de que se interpongan juicios de amparo, no sólo por las plataformas sino por los usuarios. No obstante no se puede garantizar un resultado favorable para ellos, concluyó.

Con información de El Economista.

leave a reply