fbpx

Empresas se alistan para la entrada en vigor de la LIGIE

El analista de Comercio Internacional de la agencia aduanal AFS Forwarding & Logistics, Raúl Reintería, exhortó a las empresas a revisar fracciones arancelarias ante la entrada en vigor de la nueva Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación (LIGIE), el próximo 28 de diciembre.

Esta nueva legislación compacta la tarifa de la mencionada ley (TIGIE) y la comprime en 4 mil fracciones arancelarias.

Además contiene modificaciones para ampliar la clasificación de diversos productos, principalmente pesqueros, cerámicos y de silvicultura, lo cual ya se encuentra contemplado en el Sistema Armonizado de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), a fin de facilitar la identificación de mercancías mediante un sistema de códigos de 6 dígitos en 154 países.

Otra de las finalidades es asegurar el establecimiento de los Números de Identificación Comercial, (NICO), un quinto de par de dígitos que se integran a la fracción arancelaria de las mercancías, ordenados de forma progresiva del 00 al 99, para apartar la función de inteligencia comercial y estadística de la función reguladora, en el ámbito arancelario, y en las regulaciones y restricciones no arancelarias.

Retrasan importaciones

El especialista reveló que existe un rezago en las importaciones definitivas, por el desconocimiento de las últimas modificaciones en cuanto al cumplimiento de las Norma Oficial Mexicana (NOMs), lo que ha generado una importante disminución de operaciones de importación.

Explicó que actualmente las empresas importadoras no tienen las nociones necesarias sobre los procesos de cumplimiento de las NOMs, lo que ha provocado retrasos en las operaciones, al efectuarse trámites que generan tiempos no previstos en su logística.

El Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), representa el 61% de exportaciones totales y el 70% de las manufactureras, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con información de El Economista.

leave a reply