El ‘home office’ expuso desigualdad laboral: CEPAL

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la pandemia de Covid-19 acentuó la brecha de desigualdad de las personas para adaptarse a las nuevas condiciones laborales y señaló que el factor que determinó el grado en el que pudieron adoptar el trabajo remoto fue su posición socioeconómica.

Algunos trabajadores pudieron adoptar el home office de un día para otro, pero otros, a pesar de que su salud corriera peligro, no pudieron hacer este cambio, indica un artículo de Merca 2.0; toda vez que citó que según la Universidad de Chicago, solo un 25% de la fuerza laboral de México puede trabajar en casa.

Este porcentaje que asciende a 37% en Estados Unidos, mientras que en Suiza y Reino Unido a un 40%.

Además destaca que las profesiones mejor pagadas tienen más de un 80% de probabilidades de trabajar desde su casa, mientras que quienes trabajan en industrias como la manufacturera, reducen su posibilidad hasta el 5%.

La CEPAL puntualizó que a mayor sueldo, más fácil acceder al trabajo desde casa, pues las nuevas modalidades laborales suponen diversos obstáculos como el acceso a herramientas digitales. Los hogares con menores ingresos tienen que gastar entre 12 y 14% de su sueldo en internet.

Según explican, esta desigualdad requiere de un replanteamiento en los nuevos formatos de trabajo, una situación que, a diferencia de otros países, no se encuentra regulada por la ley en México.

Por otro lado, una encuesta de OCCMundial reveló que el 37% de los mexicanos considera que el ambiente de trabajo empeoró desde que inició la cuarentena. Un 35% opina que todo sigue igual y sólo el 26% dice que la situación ha mejorado.

En tanto que 8 de cada 10 empresas apuntaron que la productividad en este tiempo se ha mantenido o ha logrado ser “muy alta”. Sin embargo, no han logrado comunicar esto a sus empleados ni les han otorgado ninguna mejora o agradecimiento por dicho desempeño, según la opinión de varios trabajadores.

La encuesta también reveló que 49% de los trabajadores de México se sienten poco valorados en sus empleos. Entre los aspectos que más valoran destaca que sus sueldos se mantengan iguales y que tengan la posibilidad de hacer “home office”.

Sin embargo, en cuanto a apoyos extra como bonos, aumentos o ascensos, ven grandes carencias. El 19% de las empresas mexicanas piensa en nuevos beneficios y compensaciones para sus trabajadores, dados los nuevos retos y gastos que impuso la llegada de esta enfermedad.

De este último porcentaje, 74% daría apoyo para compra de equipo de oficina, 63% pagaría algo extra por el internet, 20% por energía eléctrica y 14% por prevención de riesgos ocupacionales en casa.

Cabe destacar que el estudio “COVID-19: Impactos en los negocios y en los beneficios”, de Willis Towers Watson, expone que un 32% de las empresas mexicanas emprendieron programas de reducción de sueldo, o está en sus planes hacerlo.

Con información de Merca 2.0.

leave a reply