Empresas deben conocer los cambios en la clasificación arancelaria con la nueva LIGIE

El pasado 1 de julio fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la nueva Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación (LIGIE) y entrará en vigor el próximo 28 de diciembre de 2020. En este contexto, el director de INCOMEX, Alejandro Márquez Solano, hizo un llamado para que las empresas revisen las fracciones arancelarias que utilizan porque es probable que sean reclasificadas, e incluso, que dejen de existir.

Durante su participación en el webinar ¡Prepárate para la nueva LIGIE!, dio a conocer que esta nueva legislación compacta la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación (TIGIE), reduciéndola a más de 4 mil fracciones arancelarias.

Expuso que la TIGIE del año 2012 -que es la que se mantiene vigente- contiene 12 mil 873 fracciones. Las modificaciones eliminan 6 mil 582 de ellas y agregan otras mil 563, por lo que la TIGIE que entrará en vigor el 28 de diciembre de 2020 contendrá 7 mil 844 fracciones arancelarias.

El directivo ejemplificó lo anterior con la subpartida 8517.62 que actualmente tiene 17 fracciones arancelarias, pues cuando entre en vigor la nueva LIGIE, esas 17 fracciones se compactarán en una sola, que será la 8517.62.17.

Asimismo, explicó que este cambio a la TIGIE tiene como fin adecuarla a los flujos comerciales del comercio internacional, establecer las cuotas arancelarias para las mercancías exportadas, identificar las mercancías sujetas a restricciones y regulaciones arancelarias y no arancelarias; así como identificar los flujos comerciales entre los países para fines estadísticos.

El especialista señaló que otro de los objetivos de esta nueva LIGIE es el establecimiento de los Números de Identificación Comercial (NICO’s), que son un quinto par de dígitos que se integran a la clasificación arancelaria de las mercancías, mismos que estarán ordenados de manera progresiva iniciando del 00 al 99.

Este par de dígitos constituyen una herramienta de facilitación comercial que permite separar la función de inteligencia comercial y estadística de la función reguladora, tanto en el aspecto arancelario como en el de regulaciones y restricciones no arancelarias, expuso.

Además, dio a conocer que la creación y modificación de los NICO’s pueden ser promovidos por las dependencias gubernamentales y por particulares, siempre que cuenten con estos tres criterios:

  • Nomenclatura: Deben ser congruentes con la fracción arancelaria de la TIGIE a la que corresponde.
  • Operatividad: Deben ser una herramienta que permita a la autoridad la correcta identificación de las mercancías en la aduana.
  • Valor de comercio: Deberán haberse realizado operaciones comerciales por lo menos de un millón de dólares al año. (Este criterio puede ser omitido por materiales que necesitan ser identificados por razones de seguridad o de salud pública).

Lo anterior permitirá que existan dos periodos por año para la evaluación de las solicitudes de creación o modificación de los NICO’s. El primero de ellos se llevará a cabo en el mes de marzo y se evaluarán las solicitudes del segundo semestre del año anterior; mientras que el segundo periodo tendrá lugar en septiembre y corresponde a las solicitudes del primer semestre del año en curso.

“Esto evitará la necesidad de estar generando modificaciones a la TIGIE y poder manejar las necesidades de identificación arancelaria de una manera más ágil”, manifestó el Director de INCOMEX y aclaró que la implementación de los NICO’s no modificará los aranceles vigente, tampoco impactará en las regulaciones no arancelarias ni en las fracciones del capítulo 98 y prohibidas.

Asimismo, retomó el ejemplo de la fracción arancelaria 8517.62.17 (que será compactada desde 17 fracciones de la TIGIE de 2012), que tendrá de inicio 12 NICO’s para su clasificación, por lo que los importadores o exportadores de la mercancía en cuestión, deberán revisar si corresponde al bien que se está operando.

Márquez Solano apuntó que la nueva LIGIE también contempla la implementación de la Sexta Enmienda del Sistema Armonizado de la Organización Mundial de Aduanas (OMA). Lo anterior consiste en modificaciones para la ampliación en la clasificación de diversos productos, principalmente pesqueros, cerámicos y de silvicultura.

El Sistema Armonizado de la OMA tiene como objetivo facilitar la identificación de mercancías mediante un sistema de códigos de 6 dígitos aceptado por los 154 países participantes.

Consulta la Sesión Informativa en este enlace.

leave a reply