México reprobado en implementación de esquemas de salud laboral

El Covid-19 colocó a la salud mental de los empleados entre las prioridades que deben atender las empresas en México, con una regulación amplia en seguridad y salud en el trabajo. Sin embargo, en la práctica hay una brecha amplia de su aplicación, con compañías poco preparadas para enfrentar el desafío, coincidieron especialistas.

La pandemia reveló que no pasamos la prueba porque no atendimos los problemas estructurales que son los que han generado enfermedades, más que accidentes y se ha hecho poco para combatir los factores de riesgo psicosocial que generan trastornos mentales y, a largo plazo, obesidad, diabetes o hipertensión, expresó Jorge Gutiérrez Siles, especialista en seguridad laboral.

El daño a la salud mental de los trabajadores se manifiesta cuando hay exceso de trabajo, falta de control, condiciones inadecuadas de ambiente laboral, jornadas excesivas, rotación de turnos sin descanso, interferencia en el equilibrio con la familia, liderazgo negativo y nula prevención de la violencia laboral, puntualizó.

Además, el poco apoyo social al interior de las organizaciones, falta de reconocimiento y poca comunicación, impactan en la salud mental de los trabajadores.

¿Y la medicina del trabajo?

Hosanna Rodríguez, presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (Fenastac), afirmó que muy pocas empresas han dado importancia a los profesionales de la medicina del trabajo y nos falta trabajar mucho en conjuntar esfuerzos en prevención.

Destacó que los centros de trabajo deben contar con profesionales de salud actualizados constantemente y apoyen en el cuidado de los trabajadores, sin importar el tamaño del negocio, es vital que identifiquen el ciclo de fallo o el factor de riesgo.

Pymes no avanzan

Ángeles De Gyves, presidenta del Consejo Empresarial de Salud y Bienestar, consideró que las grandes empresas tienen avances importantes en el cuidado de la salud de los trabajadores, sin embargo, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tienen un rezago en la materia, lo que tiene gran trascendencia pues representan a la mayoría de las unidades de negocio del país.

Este tema es necesario para crear consciencia de que el empleador no es el único responsable de la salud del colaborador, también el trabajador debe asumir un rol activo en el autocuidado, por eso se debe transitar a una cultura de prevención en el trabajo.

Con información de Factor Capital Humano.

leave a reply