Menor subocupación con más informalidad y desempleo

El Covid-19 continúa transformando al mercado laboral mexicano, en junio hubo avances en participación laboral, ocupación total y reducción de la población subocupada, pero aumentó la desocupación y la ocupación informal, según cifras de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el mes de referencia, la población ocupada pasó de 45.5 a 50.2% en relación con mayo, con un avance de 4.7%; la participación laboral de adultos que trabajan creció de 47.4 a 53.1% y la subocupación se redujo de 29.9 a 20.1%, con casi 3.3 millones de personas que dejaron de buscar más trabajo.

Estas mejorías se deben a la reanudación actividades económicas que incluyen la integración de mayor fuerza laboral, así como por su traslado al desempleo total y la informalidad, indicadores que sí registraron repuntes durante junio.

La desocupación total creció 0.9%, pasando de 4.2% a 5.1% y el sector informal aumentó de 22.6 millones en mayo a 25.6 millones en junio, es decir, 3 millones se sumaron a la vulnerabilidad laboral, los empleos sin contrato, sin prestaciones y sin seguridad social contributiva.

Aunque se sumaron 5.7 millones de mexicanos al mercado económicamente activo, este incremento refleja el retorno de trabajadores y la integración de los que estaban temporalmente paralizados porque no habían sido despedidos y no buscaban trabajo de manera activa.

Pequeños negocios y actividades terciarias, lo más afectado

En junio del 2020 la población ocupada en micronegocios cayó 1.3%, pasando de 45.5 a 44.2% del total de los trabajadores.

La población ocupada en actividades secundarias cayó 0.1% en relación con el mes previo; las terciarias -0.4% y las primarias crecieron 0.7%.

Con información de El Economista.

leave a reply