‘Compliance’ fundamental para reforma penal fiscal 2020

El ‘compliance’, o bien, cumplimiento normativo en las compañías ayudará a cumplir las leyes para tener buenas prácticas corporativas, cumplimento legal, transparencia y ética, evitando daños reputacionales en las organizaciones más allá de la legalidad, indicó María del Socorro López, presidenta de la Asociación de Profesionistas del Compliance A.C.

En el marco del Maratón de Conferencias de Comercio Exterior del despacho AudiCo, la expositora recordó que en la Reforma Penal Fiscal, publicada el 8 de noviembre de 2019 en el DOF, se adicionaron diversas disposiciones en relación a la Ley Federal Contra Delincuencia Organizada, la ley de Seguridad Nacional, el Código Nacional de Procedimientos Penales, el Código Fiscal de la Federación y el Código Penal Federal, las cuales entraron en vigor el 1 de enero del presente año.

En este contexto, la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada señala en el Artículo 2, que cuando 3 o más personas se organicen para realzar en forma permanente o reiterada conductas que por sí o unidas a otras tienen como fin algunos de los delitos como contrabando, defraudación fiscal y la expedición de comprobantes en operaciones inexistentes, serán sancionados como miembros de delincuencia organizada.

Por lo tanto, los delitos anteriores serán investigados, procesados y sancionados conforme a las disposiciones de la ley y se les imputará si las operaciones superan los 7 millones 804 mil 230 pesos y se comprueba que se han organizado o practicado de forma reiterada estos dos delitos, explicó la presidenta de la Asociación de Profesionistas del Compliance A.C.

Puntualizó que el compliance ha avanzado más en el comercio exterior y ha reducido o eliminado la responsabilidad legal y penal en muchos casos, facilitando la detección de mala praxis, buena imagen de las empresas y ha generado confianza entre su entorno.

Aquellas personas que estén involucradas en cualquiera de los delitos mencionados, se les detendrá por simple sospecha y se les dará penas muy altas aunque el delito no se haya materializado, basta con que sea susceptible de concretarse y se les recluirá en un centro especial (de alta seguridad), apuntó.

Si se les involucra con delincuencia organizada, todos los procesos serían con las garantías, pero aclaró que no todas las empresas que se vean inmersas en estos actos serán culpables, porque hay excepciones.

La especialista mencionó que en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) las compañías deben tener compliances bien elaborados, maduros y bien establecidos para que cumplan con los requisitos internacionales.

Lo anterior a fin de eliminar riesgos y tener tratos comerciales más seguros. Asimismo, los clientes estarán más tranquilos al operar con una empresa en orden y además, el compliance dará una mejor evaluación interna.

Por otra parte, comentó que Ley de Seguridad Nacional dicta que los actos ilícitos en contra del fisco federal son equiparables al sabotaje, terrorismo, rebelión, traición a la patria y genocidio. Siempre y cuando cumplan ciertas características.

Las empresas que tuvieron problemas con operaciones ilícitas por segunda ocasión ante el fisco federal ya no podrán solicitar nuevamente un acuerdo reparatorio, tal es el caso de Wallmart que recurrió a esta modalidad para finalizar sus deudas fiscales.

Con respecto a la extinción de dominio, agregó que sólo se les llevará a las empresas en este proceso si cometen los siguientes ilícitos; en recursos de procedencia ilícita, delito contra la salud y encubrimiento de bienes, entre otros.

leave a reply