Home office y algunas obligaciones patronales en la “nueva normalidad”

El gobierno deberá regularizar las obligaciones de los patrones en el home office en los horarios de la jornada laboral, formas de evaluación de resultados, herramientas de trabajo en casa, condiciones de seguridad, capacitación, entre otros; a fin de dar calidad de vida a sus empleados

El home office comenzó a tomar fuerza en México con el confinamiento del Covid-19. En julio de 2019 se dio a conocer una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) que pretende reglamentarlo, siendo de gran utilidad para brindar lineamientos que permitan entender y mejorar el teletrabajo.

En medio de la pandemia muchas empresas dependiendo del giro, se vieron impedidas para continuar con sus actividades y otras que hacen una labor administrativa, pudieron realizar su trabajo a través de una computadora, internet o teléfono.

Ante esto, los patrones deben considerar los siguientes temas para aplicar el home office:

  • Los contratos de trabajo deben contemplar puntos como: horarios, formas de evaluación de resultados, herramientas para trabajar en casa, condiciones de seguridad, capacitación, entre otros.
  • Paquete de compensación y prestaciones, y la forma en que el trabajador será evaluado.
  • Ayuda de transporte, vales de comida, premios de puntualidad o asistencia, tendrán que ser analizados para concluir con su operatividad y viabilidad en un esquema de home office.
  • Herramientas de trabajo como paquete de internet, computadora, una silla adecuada, etc.
  • Cumplimiento fiscal, recordar que existen impuestos estatales sobre “nómina” que, en algunos casos, deben pagarse en la entidad en donde el trabajador presta sus servicios.

Para que las empresas naveguen con éxito en este y otros temas de la “nueva normalidad”, y consoliden la continuidad de su negocio, lo más recomendable será contar con la asesoría de equipos multidisciplinarios, con experiencia.

Con información de El Economista.

leave a reply