EU define 240 mdd para vigilar rubro laboral del T-MEC

Estados Unidos dispone de un presupuesto de 240 millones de dólares (mdd) para vigilar el entorno laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Del total de ese monto, 30 mdd serán para la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés); 30 mdd serán para el Departamento del Trabajo (DOL, por su sigla en inglés) y 180 mdd se destinarán a la creación de capacidad para subvenciones emitidas por el DOL.

Al menos 100 mdd de esta última subpartida apoyarían proyectos de creación de capacidad en México, diseñados para capacitar a los trabajadores a que puedan ejercer sus derechos de negociación colectiva y de libertad sindical en su lugar de trabajo.

Desde la perspectiva del gobierno y de la mayoría de los legisladores de Estados Unidos, coincidieron en que el acuerdo actual no logró aumentar los salarios y las condiciones de trabajo en México, perjudicando a los trabajadores estadounidenses, en el sector de fabricación industrial.

En el acuerdo entre los legisladores y la USTR del 10 de diciembre de 2019, los demócratas obtuvieron mejoras en las siguientes áreas: fortalecimiento de las reglas; nuevos mecanismos y recursos para garantizar que EU supervise el cumplimiento de las obligaciones laborales del T-MEC específicas para México y un mejorado mecanismo de aplicación laboral específico.

Compromiso

En octubre de 2019, para agilizar la aprobación en Estados Unidos de los últimos cambios al T-MEC, México ofreció 70 mdd para crear instituciones en materia de justicia laboral en el 2020 y otros 830 mdd para el resto del sexenio. El presupuesto de este año se repartiría así:

  • 9.1 mdd para la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.
  • 18.7 mdd para la creación de tribunales especializados.
  • 17.9 mdd para Centros de Conciliación Locales.
  • 13.5 mdd para tribunales especializados locales.
  • 9.9 mdd para programas de capacitación, difusión y verificación de la STPS.

Con información de El Economista.

leave a reply