México o EU: ¿A dónde llegarán las inversiones de los fabricantes de autopartes?

La incertidumbre de la economía del país, el costo de la mano de obra y el de la energía podrían ser factores que perjudiquen a la industria automotriz de México, ya que las inversiones se irían a Estados Unidos.

La entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) abre posibilidades de inversión para la región, porque pide a las armadoras incorporar mayor número de autopartes fabricados en uno de los 3 países, ya que muchas de ellas se hacen con piezas importadas de Asia o Europa.

Además del T-MEC, la caída de las importaciones de componentes provenientes de Asia y Europa por el Covid-19, ayudará a detonar inversiones en diversas categorías en los siguientes años, desde acero y plásticos. El objetivo de la nueva regla de origen automotriz es fortalecer la región, dijo Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

El nuevo tratado clasificó a las autopartes en 3 grupos de componentes dependiendo del valor que representan dentro del automóvil: el primer grupo (motor, transmisión, baterías, chasis, suspensión y ejes) deberá acreditar 75% de contenido regional, el segundo 70% y el tercero 65%.

Uno de los retos es tener proveedores con precios competitivos, sobre todo aceros, resinas plásticas y hule, para incrementar la inversión de empresas asiáticas y europeas, ya que México produce 90 mil millones de dólares (mdd) en autopartes al año y el T-MEC sumaría 10% al valor de la producción, es decir, unos 10 mil mdd, generando 80 mil nuevos empleos, añadió Albín.

¿Dónde invertir?

En el sur de Estados Unidos el costo de la mano de obra es mucho más bajo que en los estados norteños de ese país, por ello la instalación de marcas asiáticas y europeas en la última década en esa zona. Esto afectaría a las inversiones automotrices que se puedan realizar en México, ya que el país las ha atraído a causa de su bajo costo salarial. Pero estas ventajas han comenzado a desdibujarse.

Para Albín, el costo de la energía representa el 7% de la fabricación de un componente automotriz y el precio de ésta es más barata en el sur de Estados Unidos que en México. A medida que avance la robotización en las fábricas, la energía será un factor más relevante en la estructura de costos.

Este año, México salió del top 25 de los países más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED), de acuerdo con el Índice de Confianza de IED Kearney 2020 y Estados Unidos se colocó en el primer puesto. Por lo que México debe recuperar la confianza de los inversionistas extranjeros a través del fortalecimiento del entorno macroeconómico, sus factores regulatorios y de gobernanza.

leave a reply