Automotriz, construcción y minería ya son actividades esenciales

El Consejo de Salubridad General (CSG) clasificó a la industria automotriz, minera y la construcción como actividades esenciales al contribuir con más del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, por lo que sólo esperan la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para reanudar sus operaciones.

El CSG aprobó acuerdos para el levantamiento progresivo de las medidas de contención frente al Covid-19. Uno de ellos es el retorno de actividades de la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte (industria automotriz, aeroespacial, ferroviaria y naviera). Además, liberar restricciones para actividades escolares y laborales en 300 municipios sin contagio y que todas las empresas o establecimientos apliquen medidas sanitarias de manera obligatoria.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico y analista de la la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), José Luis de la Cruz, comentó que estos tres sectores son parte del corazón de la industria que está en recesión e impulsa 100 ramas en el país.

La industria automotriz informó que el sector de autopartes entraría de inmediato a operar para abastecer a sus socios comerciales, pues sus matrices reabren el siguiente lunes.

Constructores, listos

Por su parte, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez, afirmó que sus afiliados están listos para reanudar actividades de forma gradual en donde haya menos personal, cumpliendo con estrictos controles sanitarios como medir la temperatura a los empleados, espacios para lavarse las manos, dotar de equipo de protección sanitario y en los casos que sea posible, movilizar en transporte de la empresa a los colaboradores.

Proveeduría automotriz reiniciará sin premura

El presidente del Clúster Automotriz del Estado de Jalisco, Rubén Reséndiz Pérez, dijo que el sector debe ser cauteloso al reactivar las empresas, para garantizar la seguridad de los trabajadores, porque apurar la reactivación podría traer consecuencias en contagios de coronavirus.

Con información de El Economista.

leave a reply