T-MEC entrará en vigor el 1 de julio

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, notificó al Congreso que Canadá y México han tomado las medidas necesarias para cumplir con sus compromisos del Tratado comercial entre los países de América del Norte, también conocido como T-MEC, mismo que entrará en vigor el 1 de julio. 2020.

Con lo anterior, Estados Unidos se convirtió en el tercer país en notificar a las otras partes que completó sus procedimientos internos para implementar el acuerdo, el paso final necesario para que el T-MEC entre en vigor.

De acuerdo con un boletín de prensa emitido por la Oficina de Representación Comercial estadounidense, el nuevo tratado  “marca el comienzo de un nuevo capítulo histórico para el comercio de América del Norte al apoyar un comercio más equilibrado y recíproco, lo que conduce a mercados más libres, un comercio más justo y un crecimiento económico robusto en América del Norte”.

Cabe destacar que el T-MEC contempla enfoques modernizados de las normas de origen, acceso al mercado agrícola, propiedad intelectual, comercio digital, servicios financieros, trabajo, entre otros sectores.

“La crisis y la recuperación de la pandemia de Covid-19 demuestra que ahora, más que nunca, Estados Unidos debería esforzarse por aumentar la capacidad de fabricación y la inversión en América del Norte”, manifestó Lighthizer.

Lo anterior fue confirmado por la Secretaría de Economía de México, que a través del Comunicado de prensa No. 37, destacó que la entrada en vigor del T-MEC impulsará la recuperación económica de México y la región de América del Norte tras la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19; toda vez que brindará certeza legal en beneficio del desarrollo de la población de esta región.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó que confía en que el 1 de julio existan las condiciones para que entre en vigor el acuerdo que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Información de Reuters señala que el mandatario apuntó que las autoridades mexicanas y estadounidenses permanecen en contacto para definir los pasos a seguir respecto a la reapertura de sectores, ya que las fábricas norteamericanas no podrán trabajar si no se abren en México algunas plantas que producen sus insumos.

leave a reply