Aunque son necesarios, los estímulos fiscales por Covid-19 tendrán un alto riesgo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) admite que pese a que las medidas fiscales que recomienda aplicar en el contexto de la pandemia del Covid-19 tienen como objetivo salvar vidas, proteger a personas, empresas y evitar una depresión profunda y duradera, también traerán riesgos colaterales, ya que estos se darán en un contexto de la caída de ingresos tributarios, guiada por una contracción económica y por una alta deuda pública.

El FMI anticipa que los ingresos tributarios en las arcas públicas de los 189 países miembros serán del 2.5% del PIB más bajos que el año 2019.

Prevé que el gasto sanitario y las medidas fiscales para apoyar tendrán costos fiscales directos, estimados en 3.3 billones de dólares a nivel mundial.

“Y que las garantías y otros pasivos contingentes, así como las inyecciones de capital para apoyar a las empresas financieras y no financieras, también crearán riesgos fiscales”, publica El Economista.

El Director de Asuntos Fiscales del FMI, Vitor Gaspar, advierte que el tamaño del impacto del coronavirus en las finanzas públicas es incierto, depende de la duración de la pandemia y de la rapidez de la recuperación económica.

Con información de El Economista.

leave a reply