Hacienda apostará por una fiscalización más puntual para aumentar recaudación: Mario Maldonado

Al mencionar que este 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) buscará ser más eficiente para la captación de recursos provenientes del pago de impuestos, el periodista especializado en temas económicos y financieros, Mario Maldonado, agregó en entrevista con INCOMEX que ve poco probable que la autoridad fiscal y el gobierno en turno vayan a promover una reforma fiscal a la mitad de la administración, como se había anticipado al inicio de la misma.

Al ser cuestionado sobre la estrategia que utilizará el SAT para ampliar los ingresos fiscales, señaló que será a través de una mayor fiscalización y eficiencia para asegurar que los contribuyentes cautivos cumplan con todas sus obligaciones tributarias.

“No es una sorpresa, lo ha dicho Arturo Herrera, secretario de Hacienda, lo dijo la ex titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat, y ahora Raquel Buenrostro; no hay algo que no sepamos de dónde van a obtener los recursos, van a asegurarse de que cumplamos con nuestras contribuciones los que ya estamos cautivos”, manifestó.

El periodista expuso que el SAT tiene bien calculado cuánto se debería estar recaudando tanto de los grandes contribuyentes como personas físicas y morales; monto que se reunirá haciendo valer la ley y el cumplimiento del pago de impuestos.

“Esa yo creo que es la apuesta, más que eventualmente hacer una reforma fiscal a mitad del sexenio, que eso queda un poco más desdibujado con la llegada de Raquel Buenrostro al SAT. Hoy por hoy, si yo tuviera que hacer una apuesta, yo creería que no se va a llevar a cabo y que lo único que se va a hacer son estos ajustes ligeros a algunas leyes de impuestos como la del ISR e IVA”, apuntó.

Con relación a la llegada de Raquel Buenrostro a la jefatura del SAT, declaró que los cambios realizados a los titulares de las administraciones generales de Servicios al Contribuyente, de Recaudación, de Evaluación y Jurídica; obedecen a este trabajo de fiscalización, con el que buscarán atraer a más contribuyentes desde la informalidad.

Aunado a lo anterior, destacó que la aplicación de programas como Súmate es muy acertada para no dejar ver al SAT como una unidad fiscalizadora que perseguirá a los contribuyente por la mala, sino que busca que estos se pongan al corriente y se regularicen voluntariamente.

“Ciertamente hay prácticas que sí se hacían mal en México. Entonces cuando llega un gobierno que es más fiscalizador hay la oportunidad de, en principio autorregularse y decir qué es lo que no se está haciendo bien y cómo se puede poner en regla, y mejor apostar por eso a seguir con malas prácticas que eventualmente pueden llevar a una sanción grande. Pagar lo que no se ha pagado antes o a la cárcel, al haber leyes más rígidas contra las factureras y el outsourcing”, sentenció el también columnista del periódico El Universal.

Asimismo, mencionó que las llamadas “visitas sorpresa” del SAT, anunciadas por su titular, Raquel Buenrostro, y que tienen el objetivo de revisar el cumplimiento de las personas físicas y morales, funcionan más como un llamado de atención para quienes no estén al corriente se pongan al día en sus obligaciones y tengan todo en orden en caso de recibir en sus domicilios a representantes de la autoridad fiscal.

En este sentido, refirió el caso de tres grandes empresas, una de ellas se acercó al fisco para pagar un adeudo de más de más de 8 mil millones de pesos por concepto de ISR; mientras que las otras dos empresas fueron sorprendidas con oficios para que cumplan con sus responsabilidades tributarias, enviados después de una revisión.

“La Jefa del SAT ha mencionado el dato de 1.2 billones de pesos que están en litigio y va a buscar que lleguen a las arcas del gobierno. Por lo que estás visitas sorpresivas son un mensaje para que todos los que no están en regla, se pongan al corriente en sus pagos”, dijo.

El periodista y director del medio especializado en negocios El CEO, comentó que el SAT apostará por concentrar sus esfuerzos principalmente en los grandes contribuyentes, que son aquellos donde se pueden conseguir más recursos.

“Ganaremos todos, México tiene una recaudación muy baja de impuestos con respecto a su PIB y es una asignatura pendiente de todos los gobiernos, porque es impopular meterte a cobrar impuestos pero creo que es acertada una política que busque que crezcan los ingresos tributarios del gobierno” dijo.

Respecto a la regulación del outsourcing, Mario Maldonado señaló que es un esquema utilizado en todo el mundo y de acuerdo con distintas fuentes, se estima que entre 8 y 20 millones de personas en México se encuentran bajo este modelo laboral. Dado lo anterior, la cancelación o una mala legislación de la subcontratación afectaría en primer término a los trabajadores y podría ahuyentar la inversión extranjera.

“Si es una regulación muy rígida, yo creo que inexorablemente va a afectarle a la inversión privada y por consiguiente a la economía. Yo apostaría más por ir por una regulación más equilibrada que escucha a los empresarios y a los sindicatos y que también tenga contenidas alguna de las regulaciones que propuso el Congreso”, concluyó.

leave a reply