Propagación de coronavirus preocupa a la industria electrónica mundial

El brote de Coronavirus (COVID-19) en China, además de ser una emergencia sanitaria, está ocasionando afectaciones a corto y largo plazo en la economía global, tal es el caso de la industria electrónica con la suspensión de exportaciones chinas de estos insumos al mundo.

En este contexto, el IPC (Institute for Interconnecting and Packaging Electronic Circuits), una asociación comercial de esta industria, publicó un estudio titulado “The impact of the coronavirus (COVID-19) epidemic on electronics manufacturers” (El impacto de la epidemia de coronavirus (COVID-19) en fabricantes de electrónica), donde resalta los aspectos más importantes de una encuesta que realizó entre sus miembros entre el 11 y 16 de febrero.

Este documento señala que el 84% de los fabricantes y proveedores de productos electrónicos se mostraron preocupados por el impacto que COVID-19 tendrá en sus operaciones comerciales.

Aproximadamente el 65% dio a conocer que sus proveedores les comunicaron que habrá demoras en los envíos debido al brote. El promedio de los retrasos, de acuerdo a las respuestas de los encuestados, es de alrededor de tres semanas.

Sin embargo, los fabricantes de productos electrónicos esperan que los retrasos sean más largos de lo que sus proveedores les indicaron. Aunado a lo anterior, la expectativa promedio de los retrasos es de cinco semanas.

A pesar de que al 91% de los encuestados se les indicó que la espera sería de cuatro semanas o menos, solo el 55% espera que las demoras sean tan cortas.

Asimismo, aunque a ninguna compañía se le notificó de retrasos de más de seis semanas, solo el 16% de los encuestados espera que los retrasos en los envíos sean mayores a ese periodo.

Puede consultar el estudio del IPC en este enlace.

leave a reply