Busca Hacienda agilizar el repunte de la economía

Tras el dato del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre de la contracción del PIB de 0.1% en 2019, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, reconoció que es preocupante el actual estancamiento de la economía, pero aseguró que se están sentando las bases para que en 2020 mejore la situación.

El funcionario consideró que esta contracción en la economía de México se derivó de la desaceleración global y en el país. Sin embargo, adelantó que se están llevando a cabo tres acciones para dinamizar el crecimiento: acelerar los procesos de licitaciones y de adquisiciones, acelerar proyectos conjuntos con los estados, y lograr soluciones adecuadas para atraer inversiones del sector privado.

“Movimos el ciclo de gasto de gobierno, y el gasto en este año está empezando muchísimo más rápido que cualquier año”, indicó.

Respecto al impacto del coronavirus, dijo que puede tener efectos en la economía, indicando que se pueden dar efectos similares o más fuertes si se toman decisiones como las de 2009 cuando las autoridades decidieron cerrar negocios sin tener una opinión de salud ante el brote de influenza AH1N1.

Se debe incentivar la inversión

El subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, señaló que para la economía presente un mayor crecimiento económico lo más importante es reactivar la inversión privada.

Recalcó que pese a las contracciones trimestrales del PIB en 2019, no hay suficiente evidencia para afirmar que estamos en recesión; ya que para considerarla como tal, la duración de caída en la economía debe ser significativa y generalizada, sólo se cumple con la primera y no queda claro que sea significativa.

En estancamiento

Los datos del INEGI exponen que el PIB acumuló 4 periodos consecutivos a la baja con la caída interanual de 0.14% del cuarto trimestre de 2019. Este es su mayor periodo de contracción en 16 años.

Al respecto, el subdirector de análisis de CI Banco, James Salazar, estos resultados corresponden a una desaceleración y no a una recesión.

En tanto que para el presidente del Grupo Bursamétrica, Ernesto O’Farrill, apuntó que fueron varios los elementos que afectaron a la economía del país, tales como el proteccionismo comercial de Estados Unidos, así como una serie de decisiones de políticas públicas que afectaron la confianza de los inversionistas.

La caída de 1.8% por ciento anual en la actividad industrial fue lo que arrastró principalmente al PIB en el año anterior, luego de un avance de 0.5% en 2018, indica información de El Financiero

Por su parte, el sector servicios registró una fuerte desaceleración, pasando de un crecimiento de 2.9% en 2018 a sólo 0.4% en 2019; toda vez que el avance en las actividades se moderó de 2.4% a 1.9%.

Con información de El Financiero.

leave a reply