Padrón de contribuyentes creció 7.9% en el 2019

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), dio a conocer que su padrón cerró el 2019 con 77.4 millones de contribuyentes inscritos, lo que representó un crecimiento anual de 7.9% con relación a los 71.7 millones registrados en 2018.

Con base en lo anterior, se incorporaron más de 5.6 millones de contribuyentes al padrón de la autoridad fiscal durante el primer año de la presente administración, este es el menor incremento desde 2012 cuando creció 4%.

Por otro lado, el SAT informó cerró 2019 con 7.6 millones de contribuyentes con su registro suspendido del padrón por no presentar las declaraciones a las que está obligado. Cuando lo anterior ocurre, el fisco procede a una suspensión de su RFC, por lo que ya no pueden emitir facturas u obtener un certificado de sello digital. El contribuyente puede acercarse a la autoridad fiscal para que su RFC sea activado nuevamente.

En tanto que a un total de 1.1 millones de contribuyentes se les cancelaron su registro del padrón por defunción.

Informalidad limita crecimiento

Respecto al menor ritmo de crecimiento del padrón de contribuyentes, expertos en el tema explicaron que es consecuencia de que la autoridad no ha logrado reducir el nivel de informalidad de los mexicanos, así como el registro dentro del padrón de empresas que simulan operaciones.

El socio de Proactive Tax & Legal, Manuel Toledo, explicó que el gobierno aún no ha logrado hacer atractiva la formalidad para los contribuyentes ni ha incentivado el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

En agosto pasado, el SAT presentó el programa Súmate, el cual busca atraer a los contribuyentes a la formalidad, dándoles asesoría personalizada para que puedan adherirse al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), mismo que les otorga facilidades e incentivos, señala información de El Economista.

En ese sentido, en el primer año de inscripción al RIF, el contribuyente no está obligado a pagar el Impuesto sobre la Renta (ISR). A partir del segundo año el incentivo baja a 90%, en el tercero a 80% y así sucesivamente hasta llegar a 10% en el décimo año de su aplicación.

Por su parte Ariana Martínez, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México, señaló que en años previos, varias empresas se daban de alta para emitir facturas falsas, pero esta práctica ha disminuido debido a las medidas que ha tomado la autoridad contra este tipo de empresas.

Asimismo, consideró que las modificaciones fiscales vigentes para este año podrían contribuir al crecimiento del padrón de contribuyentes.

Con información de El Economista.

leave a reply