Impulsar la competitividad, el verdadero reto del T-MEC

La actualización al texto del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) fue aceptada por los tres países que lo integran y entraría en vigor una vez ratificado por las legislaciones de cada una de las partes. Al respecto, expertos consultados por Expansión puntualizaron en la necesidad de que este pacto dé una mayor competitividad a la región.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (FEM), las tres naciones han ido a menos en esa materia. La académica de la Universidad Iberoamericana, Aribel Contreras, destacó que lo anterior ocurre debido a que por separado pierden competitividad; Estados Unidos cayó de ser el número 1 al número 2, Canadá pasó del puesto 12 al 14 y México retrocedió del sitio 46 al 48.

Asimismo, refirió que Estados Unidos debe de reconocer que sus enemigos comerciales no son ni México ni Canadá, sino los países asiáticos como Singapur y Hong Kong, los más competitivos del mundo; por lo que requiere de sus vecinos para poder hacer frente a los desafíos comerciales.

Por su parte, el exsubsecretario mexicano de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, comentó que el T-MEC vuelve a poner a México en un interesante nivel de competitividad, con ventaja frente a otros países.

Respecto a la competitividad regional, apuntó que tanto en México como en Estados Unidos hay coincidencia en que el T-MEC traerá beneficios, con los respectivos retos para adaptarse a los cambios comerciales, en buena medida provocados por los avances tecnológicos.

A esa declaración se sumó el ministro consejero de Comercio de la Embajada de Canadá en México, Jean Dominique Ieraci, toda vez que comentó que lo más obvio en la actualización del acuerdo trilateral era introducir los detalles del comercio electrónico, que no existía en 1994 cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Tras la firma del documento, es necesario que los congresos de Estados Unidos y Canadá lo ratifiquen, eñ Senado de México ratificó los cambios el pasado jueves.

Cabe destacar que aún se necesitarán ajustes en México para poder cumplir con los compromisos incluidos en el tratado, así como con los últimos cambios en materia de medio ambiente, laboral, medicamentos biotecnológicos, así como lo relacionado al acero y aluminio.

Con información de Expansión.

leave a reply