Empresarios acusan marginación en renegociación del T-MEC

El presidente la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, señaló que los empresarios fueron “marginados” durante la negociación para la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y no fueron consultados de principio a fin.

Durante la renegociación, la iniciativa privada tuvo participación a través del llamado “Cuarto de Junto” del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Consejo Consultivo, mismos que se configuraron con especialistas de diversos temas como el laboral, energético, ambiental y de 300 sectores, para aconsejar al equipo negociador del gobierno.

No obstante, De Hoyos manifestó que ambas agrupaciones fueron marginadas en la definición del Protocolo Modificatorio T-MEC, de acuerdo con El Universal.

Se prevé que representantes de los tres países firmen el acuerdo de renegociación del acuerdo comercial que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), luego de más de dos años de diálogo y conversaciones internas entre el gobierno estadounidense, su Cámara de Representantes y organizaciones sindicales.

Respecto a los cambios debatidos en las últimas semanas como resultado de los reclamos de los demócratas en Estados Unidos, el gobierno mexicano aceptó que dentro del capítulo de solución de controversias se incluya que podrán iniciarse paneles de controversia comercial en cuestiones laborales.

Sin embargo, las autoridades fueron puntuales al establecer que México no aceptará la llegada de inspectores estadounidenses para verificar si las empresas nacionales realmente cumplen con la libertad sindical y votación libre de líderes sindicales.

De acuerdo con el medio de comunicación, otra petición estadounidense fue que 70% del acero utilizado en la fabricación de automóviles tendrá que ser originario de Norteamérica, lo que debe ocurrir en un plazo de cinco años a partir de que entre en vigor el acuerdo.

México solicitó un par de años para cumplir con esta medida ya que aceros como el planchón y metales especiales, empleados en el ensamblaje de vehículos, no se fabrican localmente por lo que se tendrían que importar de Estados Unidos.

Entre los cambios al T-MEC se incluyen normas de regulación medioambiental y la reducción del periodo de patentes a las medicinas biológicas.

Con información de El Universal.

leave a reply