NOM-035 no responsabiliza a empresarios del estrés de sus empleados

La NOM-035 en materia laborar no responsabiliza a las empresas del estrés de los empleados, sino que establece la obligación de desarrollar modelos para detectar factores de riesgo psicosocial y políticas preventivas para aplicarlas en los centros de trabajo, explica el abogado labora Fernando Yllanes.

La Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018 sobre factores de riesgo psicosocial en el trabajo, entró en vigor el 23 de octubre de 2019 y ha generado dudas e incertidumbre acerca de las responsabilidades que trae consigo para los patrones, ya que el incumplimiento de la misma podría generar sanciones monetarias de entre 50 y 5 mil Unidades de Medida y Actualización (UMAS), es decir, entre 4 mil 224.50 y 422 mil 450 pesos.

Entrevistado por INCOMEX, el especialista explicó que el contenido de esta norma no forma parte de los cambios que ha promovido el actual Gobierno Federal con la Reforma Laboral publicada el 1 de mayo 2019, sino que proviene de una reforma que se hizo durante la pasada administración al Reglamento General de Inspección del Trabajo, en el cual se incluyeron los riesgos psicosociales como riesgos de trabajo.

En este sentido, dio a conocer que los cambios que contempla la NOM-035 están respaldados por una serie de estudios científicos y académicos para medir el grado de responsabilidad que un centro de trabajo tiene con la salud psicosocial de sus empleados.

No obstante, puntualizó que existe mucha desinformación en torno a este tema tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, donde se asegura que es obligación de los patrones evitar el estrés de sus trabajadores, cuando la realidad es que la norma se enfoca en la detección y prevención de los factores de riesgo psicosociales.

“El tema de la comunicación es sumamente importante para poder evitar que la información errónea ocasione un problema en tema de estabilidad en las empresas. Por otro lado los patrones deben tener la capacidad de comunicar de forma adecuada qué es la NOM-035 y cuáles son esos factores a los que se refiere, de lo contrario, el problema de practicidad en su aplicación se vuelve más grande”, argumentó.

Asimismo, reiteró que las NOMs son de carácter obligatorio pero se refieren a aplicaciones técnicas e interdisciplinarias para obtener resultados que mejoren la productividad en los centros laborales, fin que debe resultar como una motivación para los empresarios en su aplicación. En el caso de la 035, sus lineamientos se desarrollaron a través de estudios psicológicos, psicométricos y sociológicos.

Cabe destacar que la NOM-035 define como factores de riesgo psicosocial a aquellas situaciones originadas en el centro laboral que pueden generar una posible afectación psicológica, emocional o mental a los trabajadores y son resultado del incumplimiento de las obligaciones patronales.

Entre los ejemplos más comunes de lo anterior destacan los casos de acoso laboral, la falta de capacitación, el trabajo fuera de la jornada laboral, así como la falta de integración entre los miembros del equipo de trabajo.

Yllanes destacó que en ocasiones el empleador no tiene la capacidad de prevenir estos casos pero es su responsabilidad atender el problema cuando éste se presente, de acuerdo con la norma. Además que la reglamentación marca que las empresas deben de tener políticas de prevención de factores de riesgo psicosociales y distribuirla entre los colaboradores.

“Si la norma ya dio una política, es importante utilizarla ya que proviene de un estudio que realizó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) durante varios años y es el marco referencial, por lo que podemos tomarla y adaptarla para atender a las situaciones que se den nuestra empresa”, recalcó.

La norma incluye tres cuestionarios, mismos que están enfocados en detectar a personas expuestas a eventos traumáticos, factores de riesgos psicosociales así como para evaluar el entorno organizacional.

“Si alguien me pidiera resumir en qué se centra la NOM-035, yo le diría que en cumplir las obligaciones que tiene como patrón y que están marcadas en los diferentes reglamentos laborales, no va mucho más allá. Si el patrón cumple, los canales de comunicación son adecuados, hay un buen liderazgo, se atienden los problemas oportunamente, los trabajadores tienen capacitación y tienen claras cuáles son sus tareas, estás cumpliendo con la norma”, sentenció.

La implementación de una nueva NOM puede verse como una carga adicional pero también representa una oportunidad para cambiar cosas que no se estaban haciendo correctamente en el centro de trabajo, y que van a mejorar tanto el entorno como la productividad de los trabajadores.

“Los patrones no están a cargo de la salud emocional de los trabajadores, sino que deben verificar que los trabajadores estén laborando en condiciones óptimas mediante la realización de un análisis objetivo y puntual de las condiciones en el centro de trabajo, desde cómo están la seguridad y la salud” reiteró.

Asimismo aclaró que el cumplimiento de la NOM-035 no tiene nada que ver con la impartición de  programas de coaching o de salud ni la realización de actividades motivacionales o de activación con los trabajadores, debido a que no generan necesariamente un impacto positivo en la productividad.

Por lo anterior y para nuevas reglamentaciones, recomendó a los empresarios siempre asesorarse con personas que sean especialistas en la materia, tanto para el cumplimiento de la ley como para poder interpretarla como un marco de referencia de cómo se tienen que llevar a cabo las cosas en los centros de trabajo.

Yllanes recordó que las NOMs son de orden técnico, no jurídico, por lo que requieren de varias disciplinas, cada una de ellas tiene sus propias especificaciones y sectores a los que va dirigido. Es importante no entrar en pánico y buscar la asesoría correcta para entenderla y saber cómo es aplicable.

Aunado a lo anterior, advirtió que actualmente hay empresas que se están aprovechando de la desinformación que hay en torno al tema de la aplicación de la NOM-035 para vender servicios que en estos momentos no son necesarios, o bien, no le aplican a algunas empresas por su contexto; motivo por el que reiteró no entrar en pánico y asesorarse con especialistas.

leave a reply