Crisis en la OMC llega con récord de controversias

La Organización Mundial de la Salud ha recibido una cifra récord de casos de solución de controversias en un contexto de inminente crisis en su Órgano de Apelación, el cual quedaría inoperante a partir del 10 de diciembre por no contar con el número mínimo de integrantes requerido.

El inicio de esta situación se remonta a 2017, cuando Estados Unidos bloqueó la selección de nuevos integrantes del citado órgano como medida de presión, lo que implicaría el cese de la función de la OMC como foro de solución de controversias.

Te sugerimos leer: Urgen 114 miembros de la OMC a renovar órgano de apelación.

Lo anterior preocupa a organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina (Cepal), pues entre enero del 2018 y septiembre del 2019 se iniciaron 55 controversias, lo que representa un alza de 62% respecto de las 34 iniciadas entre el 2016 y 2017, y el doble de las 27 iniciadas entre el 2014 y 2015.

Asimismo, la CEPAL señaló que Estados Unidos no ha sido claro con sus demandas para levantar el veto a la designación de nuevos miembros del Órgano de Apelación, lo que hace muy improbable que se logre evitar el cese de sus funciones.

Cabe destacar que aunque este sistema de solución de controversias era ampliamente considerado “la joya de la corona” de la OMC, ya enfrentaba problemas que se han agravado desde hace una década debido al creciente número y complejidad de los casos que se someten a su consideración, lo que ha reducido progresivamente su capacidad para resolver las controversias de forma oportuna.

Por otro lado, se ha acusado al Órgano de Apelación de exceder su mandato, al hacer interpretaciones de los acuerdos de la OMC que exceden los derechos y obligaciones negociados por sus miembros.

Al respecto, el director general de Comercio Internacional de Servicios e Inversión de la Secretaría de Economía, Ángel Villalobos, quien además ha sido propuesto como representante de México ante la OMC; declaró que este tema tendrá una solución, al recordar que India tardó seis meses en aceptar el Acuerdo de Facilitación de Comercio.

Con información de El Economista.

leave a reply