15 países de Asia acuerdan la mayor zona de libre comercio mundial

Tras la cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés), celebrada en Bangkok, se anunció en un comunicado que 15 de los 16 países asistentes han concluido las negociaciones para crear la zona de libre comercio más grande del mundo.

El acuerdo consta de 20 capítulos sobre temas de acceso a mercados y fue suscrito por China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, además de los diez países de la ASEAN (Indonesia, Tailandia, Singapur, Malasia, Filipinas, Vietnam, Myanmar, Camboya, Laos y Brunei).

Al respecto, el viceministro de Asuntos Extranjeros de China, Le Yucheng, dio a conocer que los 15 participantes en el tratado lo firmarían el año próximo e incluso podría sumarse La India si en el futuro así lo decide.

De consumarse, la futura Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) abarcará el 47% de la población mundial y el 32.2% del PIB mundial. También acaparará el 32.5% de la inversión global y el 29% del comercio del planeta, explicó el funcionario chino.

De acuerdo con El País, el éxito de las negociaciones representa un espaldarazo económico y político para China, quien ha sido promotora de la iniciativa, al consolidar su influencia en Asia y el papel que busca de adalid global del multilateralismo.

Cabe destacar que este pacto comercial también servirá para apuntalar su economía en momentos en los que su crecimiento se hace más lento y se enfrenta con Estados Unidos en una guerra arancelaria y tecnológica.

Además, la desaceleración generalizada entre las economías asiáticas como consecuencia del conflicto entre Estados Unidos y China terminó de suministrar el incentivo necesario para que las negociaciones progresaran.

En sus inicios, la propuesta del RCEP tuvo poco apoyo cuando se presentó hace siete años, pero recibió un nuevo impulso tras la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, respaldó al RCEP, señalando que es una opción en caso de que el TPP no avance.

Contrario al TPP, que se centraba en la reducción de barreras no arancelarias como la protección del medioambiente y estándares para la inversión extranjera; la RCEP pone el énfasis principalmente en los aranceles, sin las protecciones a los derechos laborales que ofrece el tratado que originalmente lideró Estados Unidos, expone el medio.

De este modo, eliminará aranceles sobre más del 90% de los bienes intercambiados entre los miembros, toda vez que incluirá protecciones sobre la propiedad intelectual y capítulos sobre inversiones y comercio de bienes y servicios. También estipula mecanismos para la resolución de disputas entre los países.

No obstante, India es el único país que no se ha pronunciado a favor de este pacto internacional debido a que su economía presenta déficit en su balanza comercial, a diferencia de las del resto de los países miembros, todas con superávit.

El RCEP podría inundar el mercado de este país con productos chinos, afectando a su industria manufacturera. Además, existe la posibilidad de que los bienes agrícolas de Australia o Nueva Zelanda pudieran dañar a este sector de su economía.

Otros aspectos relevantes a considerar en este nuevo acuerdo comercial son las tensiones en la relación entre Japón y Corea del Sur; así como el interés de Australia y Nueva Zelanda en fortalecer los derechos laborales y las protecciones medioambientales, como hace el TPP.

Con información de El País.

leave a reply