Ley de Ingresos puede publicarse hoy con reserva sobre autos ‘chocolate’

De acuerdo con el subsecretario de Hacienda de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Gabriel Yorio, la Ley de Ingresos de la Federación 2020 podría ser aprobada este día si el senado rechaza nuevamente la medida que busca regularizar los vehículos ingresados ilegalmente al país, conocidos como autos “chocolate”.

En entrevista con Forbes, el funcionario manifestó que este cambio no afectaría la recaudación contemplada para el próximo año.

Durante el debate de la Ley en cuestión, el pasado 18 de octubre, se añadió un artículo transitorio que ordena al Congreso adaptar el marco legal  para la regularización de autos, en su mayoría provenientes de Estados Unidos, sin seguir los lineamientos de importación establecidos en la Ley Aduanera.

El Senado eliminó dicha media el pasado viernes 25, por lo que la minuta regresó a la Cámara de Diputados para su nueva discusión, sin embargo se añadió nuevamente esta reserva durante su aprobación. Posteriormente se envió la minuta nuevamente al Senado, el cual tiene como máximo este jueves 31 de octubre para aprobarla.

En la votación en lo particular, se aprobó que el Senado envíe la ley al Ejecutivo para su publicación sólo con los artículos avalados en ambas Cámaras.

IP confía en que se mantenga rechazo a regulación de autos chocolate

Por su parte, el sector empresarial confía en que el Senado mantenga su rechazo a la regularización de vehículos usados y congele esa minuta que pretende legalizar el contrabando de 18 millones de unidades.

Tanto el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), manifestaron sentirse enormemente preocupados porque una vez más en la Cámara de Diputados se avaló esa decisión.

El presidente de la AMDA, Guillermo Prieto Treviño, manifestó que es necesario que los senadores reiteren su negativa a regularizar los vehículos de contrabando debido al impacto negativo que tendría en el mercado automotor, el cual se encuentra en crisis.

En este sentido, advirtió una disminución de la recaudación fiscal si las ventas de vehículos nuevos cayera 30% respecto al momento actual; por lo menos se dejarían de recaudar 50 mil millones de pesos por concepto del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Con información de Forbes y El Economista.

leave a reply