China no cederá en acuerdo comercial con EU

Fuentes cercanas a las autoridades chinas informaron que, incluso cerca de firmar la “fase uno”, existen dudas sobre el acuerdo comercial integral a largo plazo con Estados Unidos y han advertido que no cederán en los asuntos más ‘espinosos’.

Manifestaron sentirse preocupados por la naturaleza impulsiva del presidente estadounidense, Donald Trump, y el riesgo de que pueda retirarse incluso del acuerdo que ambas partes quieren firmar en las próximas semanas.

Algunos funcionarios de Beijing han transmitido bajas expectativas de que las negociaciones futuras podrían resultar en algo significativo, a menos que Estados Unidos esté dispuesto a reducir más los aranceles.

Cabe destacar que el acuerdo parcial entre ambos países se firmaría a mediados de noviembre en una cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Chile, sin embargo el presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció su cancelación por los disturbios sociales en el país.

No obstante, tras este anuncio, la administración de Donald Trump dio a conocer que sigue comprometida a “finalizar la ‘fase uno’ del histórico acuerdo comercial con China en el mismo plazo”, la cual tiene como objetivo conducir a un acuerdo más integral que implique reformas económicas más sustanciales que las contenidas en la fase inicial propuesta.

Sin embargo, los funcionarios chinos argumentan que para eso es necesario que Estados Unidos retire los aranceles vigentes sobre unas importaciones de alrededor de 360 ​​mil millones de dólares de China, algo que muchos creen que Trump no está listo para hacer. También quieren la cancelación de los gravámenes que se aplicarían el 15 de diciembre en envíos de teléfonos inteligentes y juguetes.

De acuerdo con las fuentes citadas por información de El Financiero, Beijing está abierto y dispuesto a continuar las conversaciones después de una fase inicial, pero ambas partes reconocen que será muy difícil.

China ha declarado que es políticamente inviable que acepten cualquier acuerdo que mantenga los aranceles punitivos: los medios estatales han presionado al presidente Xi Jinping para evitar firmar un “tratado desigual”.

Presión arancelaria

Por su parte el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, ha insistido en que los aranceles sobre 250 mil millones de dólares en productos chinos, se mantengan a largo plazo como presión para hacer cumplir sus compromisos a China.

Se espera que la primera fase incluya la reanudación de las compras chinas de productos agrícolas estadounidenses y otros productos como los aviones; además de que agreguen compromisos para proteger la propiedad intelectual estadounidense y un acuerdo de ambas partes para no manipular sus monedas.

A cambio, Trump acordó no seguir adelante con un aumento de tarifas el 15 de octubre y los asistentes han planteado la posibilidad de cancelar los gravámenes del 15 de diciembre.

De acuerdo con El Financiero, Trump ha tratado de evitar las críticas de que está obteniendo poco de China, argumentando que los problemas más difíciles se abordarán en fases futuras, pero el paso a un enfoque gradual refleja la resistencia de China a muchas demandas estadounidenses y una concesión por parte de la Casa Blanca para abandonar su postura de que no se acuerda nada hasta que se resuelvan todos los asuntos espinosos.

Trump declaró que podría haber hasta tres fases en un acuerdo, mientras que el viceprimer ministro Liu He se negó a discutir los detalles.

Con información de El Financiero.

leave a reply